El diseño español conquista Milán

Lámpara margalita

Otro año más, el diseño español ha vuelto al Salón del Mueble de Milán, un lugar donde se dan cita las mejores ideas internacionales; un escaparate donde la inspiración, la imaginación y la creatividad cobran vida en forma de innovación.

Entre personajes como Álvaro Catalán de Ocón, Nacho Carbonell o Jaime Hayón, destaca la participación de Gala Fernández, diseñadora madrileña que ya ha mostrado sus innovaciones en lugares como Londres, Berlín, México, Venecia… Ahora, junto con la galería británica Marion Friedman, ha llevado al famoso Salone milanés el espacio Caterina da Siena, una exposición donde diseñadores de diferentes partes del mundo “dialogan” entre sí para llevar la conversación creativa a otro nivel.

“Estos Analog Dialogues se refieren, por un lado, a la fabricación auténtica de las cosas, a las artesanías, a las habilidades artesanales más honestas con los materiales utilizados”, explica. “Vidrio, textil, cerámica, arcilla, porcelana, mármol, fieltro, madera, plásticos y papel forman, por otro lado, los contactos instantáneos, directos y colaborativos creados por las conversaciones con estudiantes milaneses locales y otros protagonistas”.

Conversaciones como las que Fernández ha llevado con Carlo y Emmanuele Colizza, dúo de artistas dedicados al soplado de vidrio en Murano. Esta colaboración les ha llevado a crear unas mágicas esferas de cristal en las que también ha participado la arquitecta y diseñadora Eleanora Guidotti.

Varios son los artistas participantes en este experimento de diseño: Lucía Bermejo, artista y fundadora de la marca Videgreniers, que ha llevado las lámparas Margalitas, dialogadas a partir de los diseños de lámparas Margaridas inspiradas en la obra Filomeno, a mi pesar; la ceramista María de Andrés, con las lámparas que ha creado junto a Gala Fernández en otro de estos diálogos; Ramón Tormes, artista especializado en los collages digitales; o el artista David Trullo, que ha trabajado con De Andrés en la creación de Proserpina, sus candelabros hechos de cerámica desecha.

Lorena Serrano y Davide Fichera (Nina Mûr), Giorgia Ricci, Pepa Mendoza y Michael Fischer (Feltum), Anna Fabrizi y Gloria Mayeli Rubio (Arta ceramics) y Marco Bernardelli completan esta nueva forma de, no solo innovar, sino crear arte desde un proceso tan común como puede ser el diálogo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here