Eduardo Sicilia: “Construiremos desde las fortalezas ya existentes. Empezar de cero sería una pérdida de recursos y talento”

Eduardo Sicilia
Asamblea de madrid . Eduardo sicilia , consejero de universidades de la comunidad de madrid . Ciudadanos .
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Hace exactamente un año, Eduardo Sicilia hablaba con este periódico de la necesidad de “agrupar fortalezas y ponerlas en valor” o de cómo la prosperidad futura dependía en buena medida de la calidad formativa. Nadie sospechaba, tampoco el consejero de Ciencia, Universidades e Innovación de la Comunidad de Madrid, que el mundo entero iba a empezar a tambalearse apenas tres meses después.

Si echa la vista atrás, hasta las primeras semanas de máxima emergencia o las 48 horas “que cambiaron la universidad para siempre”, Eduardo Sicilia recuerda que fueron precisamente las universidades madrileñas las primeras en arrimar el hombro para ayudar a sortear las pruebas a las que la pandemia nos sometía sin tregua. “Desde el principio pusieron todas sus capacidades al servicio de la sociedad y los desafíos de salud pública más acuciantes. Giraron toda su actividad investigadora hacia la misma causa”.

De este modo, en los campus nacieron nuevos modelos de respiradores, innovadores dispositivos de desinfección de espacios públicos o nuevos métodos de diagnóstico del COVID-19 así como otros para la detección precoz de sus síntomas. El consejero añade que el ecosistema universitario de investigación sigue trabajando en una vacuna contra el coronavirus.

En plena incertidumbre a todos los niveles, la Comunidad de Madrid promovió un hackaton durante los meses de marzo y abril. Científicos, universitarios, profesionales innovadores y miembros de la sociedad civil presentaron ideas y propuestas en torno al virus. “Lo organizamos en base a tres retos fundamentales: salud, convivencia y empleo y empresa”, explica Eduardo Sicilia. La convocatoria sumó cerca de 8.000 participantes de 49 países, 244 proyectos entregados y 20 propuestas seleccionadas.

Impulso universitario

A lo largo de estos meses, la región ha financiado proyectos de investigación “que el Ministerio de Ciencia e Innovación no pudo cubrir por haber agotado los fondos”. Sicilia se detiene también en el impulso de un plan de transformación de las universidades públicas de la región.

El pasado 23 de diciembre, el gobierno regional aprobó la inversión de 258,9 millones cuyo destino principal será la transformación digital y ecológica, así como la creación o renovación de infraestructuras científico-tecnológicas en la Universidad Complutense, la Universidad Autónoma de Madrid, la UPM, la UC3M, la Universidad Rey Juan Carlos y la Universidad de Alcalá. Una inversión con la que la Comunidad de Madrid “compensa las cantidades que tenían pendientes las universidades públicas en cuanto a becas de matrícula y bonificaciones, así como exenciones en el pago de los precios públicos universitarios”.

Asamblea de madrid . Eduardo sicilia , consejero de universidades de la comunidad de madrid . Ciudadanos .

Ese mismo día, la consejería que encabeza Eduardo Sicilia, anunciaba que 6,7 millones de euros irán a parar a la financiación de becas de excelencia. El importe de cada beca ascenderá a 2.100 euros, el mismo importe que en la convocatoria anterior. Este programa fue creado en el curso 2002-2003. Desde entonces, facilita el desarrollo de los estudios universitarios y de las enseñanzas artísticas superiores “a aquellos alumnos que destacan por su esfuerzo y capacidades intelectuales, y cuyo ejemplo supone un incentivo y una ayuda notable para el avance de todos los demás”.

Cambio cultural (también en la administración)

Las últimas decisiones se enmarcan también dentro de un periodo de reflexión en el que la ciencia y la actitud innovadora han potenciado su carácter trasversal y han permeado terrenos hasta ahora poco proclives al cambio. “En general, nuestro objetivo ha sido incluir la investigación en el diseño y ejecución de otras políticas”, apunta Eduardo Sicilia.

Como ejemplo, el consejero detalla que responsables de otras consejerías y empresas públicas se han incorporado a los patronatos de los siete Institutos Madrileños de Estudios Avanzados (IMDEA). “Constituyen uno de los ejes estratégicos de nuestra política científica. De este modo, el resto de áreas del Ejecutivo nos ayudan a identificar nuevas oportunidades para futuros proyectos, y a que la Ciencia y la Tecnología forme parte del proceso de toma de decisiones”.

Sicilia resume que, en definitiva, esta estrategia responde en su conjunto a una convicción: “Creemos en la ciencia como motor de crecimiento para salir de la crisis en la Comunidad de Madrid. La sociedad saldrá reforzada si se apoya en su Universidad y en su ciencia”.

“2021 marcará un punto de inflexión para la ciencia a nivel global”

En este sentido, el consejero le pide a 2021 “compromiso político y presupuestario”. Eduardo Sicilia espera que en el año que arranca mañana cristalicen algunas certezas. “La ciencia no puede volver a quedar en un segundo plano. En un tiempo record, ¡menos de un año!, hemos logrado una vacuna. Es un hecho que demuestra que la investigación tiene la respuesta a problemas y retos que tenemos ante nosotros y la fórmula para anticiparse a futuras crisis en todos los ámbitos”.

Con la emergencia sanitaria aún muy presente, el responsable público no olvida que otros desafíos de magnitudes titánicas -en el ámbito económico, social y medioambiental- solo pueden ser abordados desde la ciencia. “Este mensaje ha calado”, apunta. “Todos los ciudadanos han interiorizado que el apoyo a la investigación no puede ser puntual ni ligado a una situación extraordinaria. Ha de mantenerse a lo largo del tiempo. La ciencia tiene que ser parte de la agenda diaria. Tenemos que hacerla nuestra desde las instituciones y la sociedad. Estoy convencido de que 2021 marcará un punto de inflexión, un antes y un después para la ciencia a nivel global”.

Fondos de recuperación europeos

El próximo año será también el del acceso a los fondos de recuperación europeos, cuya gestión por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez despierta serias dudas en la región, tanto en el gobierno presidido por Isabel Díaz Ayuso como entre los dirigentes de la capital, tal y como ha puesto de manifiesto la vicealcaldesa Begoña Villacís. “Falta transparencia y contar con unas reglas del juego claras de cara a un reparto equitativo entre regiones”, señala Eduardo Sicilia.

En la misma dirección, el consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, remitía hace dos días una carta dirigida a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. En la misma solicita explicaciones sobre la metodología empleada para el reparto del Fondo REACT-UE para paliar los efectos del COVID-19.

Nuevas oportunidades

“Nosotros, como gobierno regional, tenemos muy claro que el futuro que queremos para los madrileños pasa por investir en la creación de capacidades productivas”, dice Eduardo Sicilia. “No se trata de aumentar el consumo o de satisfacer necesidades puntuales. Está en juego cómo vamos a generar riqueza para las futuras generaciones, y así nos lo marca la UE”.

Sicilia percibe que es necesaria una transformación a partir de una inversión de marcado carácter tecnológico, formativo e innovador. “Nuestra propuesta es la de construir desde las muchas fortalezas de la región. Hospitales, Consorcio de Transportes, la potencia de Madrid como bio-región… Eduardo Sicilia cree que empezar de cero sería “una pérdida de recursos y talento”.

Eduardo Sicilia y Dia Ayuso
El consejero junto a la presidenta Isabel Díaz Ayuso en un acto reciente. (Imagen: Comunidad de Madrid).

El consejero pretende que la recuperación de la región se produzca sobre la consolidación de su posición de liderazgo europeo en disciplinas críticas y relevantes a nivel mundial, “con proyectos que pueden suponer una transformación de la Comunidad de Madrid”.

“Podemos convertirnos en potencia en campos como la neurotecnología, los datos o el 5G. También en ámbitos como la energía, el medio ambiente, las tecnologías de salud o la movilidad. Es el momento de potenciar los Hubs de innovación de colaboración público-privada, y los centros de excelencia y relevancia internacional en Investigación”.  

Estas acciones requieren necesariamente de la colaboración de muchos actores. “Estamos escuchando a los emprendedores, empresas, universidades, centros de investigación y sociedad civil para impulsar esta visión. Incidiremos en una inversión que genere riqueza y que, como ha señalado la Comisión Europea, tenga un marcado acento digital, verde y sostenible”, concluye Eduardo Sicilia.

Otras noticias

Anuario de la Innovación en España 2020