En 1975, Dolores Norte Gómez recogía su título de ingeniera de manos de entonces princesa Sofía. Era la primera mujer ingeniera de Minas de España. Los medios de la comunicación de la época se hicieron amplio eco de la noticia.

Se matriculó en el curso 1968/1969, Escuela Técnica Superior de Minas, con otras tres alumnas: María Eugenia Lama Gayoso, María Victoria Merino Navarro y María del Carmen Rodríguez. En total eran cuatro mujeres del total de 180 alumnos.

Habían pasado dos siglos desde la Fundación de la Escuela de Minas, en Almadén (Ciudad Real), en 1777. El diario ABC, le dedicó una reseña el 18 de junio de 1975 que tituló  “la señorita María Dolores Norte Gómez, la primera mujer ingeniero de Minas que sale de la Escuela española”.

“Los Príncipes de España, por expreso deseo suyo, han presidido esta tarde la entrega de títulos a la 146 promoción de la Escuela Superior de Ingenieros de Minas, en la que figura la señorita María Dolores Norte Gómez, de 24 años, primera mujer en España que consigue este título. Doña Sofía entregó personalmente el diploma a la señorita Norte Gómez”. Así lo resumía el veterano diario.

En salón de actos de la escuela de Minas, que ya estaba en su localización actual de la calle Rios Rosas de Madrid, se celebró la clausura de ese curso, que hizo historia. La lección magistral corrió a cargo del ingeniero de minas y paleontólogo Indalecio Quintero, que habló de “Evolución y genética”.

Seguidamente, recoge el diario Abc, se efectuó la entrega de diplomas a los cincuenta alumnos que componían aquella promoción, que tenía la peculiaridad de incluir por primera vez a una mujer. “La señorita María Dolores Norte Gómez fue felicitada efusivamente por todos los que componían la presidencia”. Junto a Dolores, otra circunstancia hizo especial aquella entrega de diplomas, como recoge también ABC: “El ministro de Industria, Alfonso Álvarez Miranda, abrazó a su hijo Alfonso, integrante de la promoción”.

Me exigían más que a los demás

Aunque la mayoría de los profesores estaban orgullosos de tener contar con alumnas en la escuela, algunos no tenían tan claro que una mujer debiera estar allí, en un campo tan marcadamente masculino como la ingeniería de Minas. Lo contaba Lola Norte en un reportaje publicado en el mundo sobre pioneras de la Ingeniería: “Lo que hoy puede parecer imposible a mí me tocó sufrirlo. Me sacaban todos los días a la pizarra y me exigían más que a los demás”.

Después, Lola se especializó en energía Nuclear, otro terreno poco habitual para una mujer. Hizo un Máster en “Seguridad de Reactores Nucleares “ en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, una de las instituciones académicas más prestigiosas de EEUU, durante el año 1982.

En la década de los noventa inicia un Máster sobre Evaluación y Corrección de Impactos Ambientales, en el Instituto Tecnológico Geominero de España. Y más tarde se forma como Auditora Interna de Sistemas de Calidad Certificada por la Empresa Lloyds Register.

Antes de finalizar sus estudios entró como becaria en la empresa Técnicas Reunidas S.A dentro de la Agrupación de Interés Económico de Empresarios Agrupados. (A. I. E.), donde ha llegado a desempeñar los cargos de Gerente y Directora de Proyectos Energéticos tanto nacionales como internacionales.

Eso sí, asegura que al principio daban por sentado que ella era la traductora o la secretaria. Aun con el paso de los años, algunos le seguían diciendo “es que usted no lo va a entender, pero al hablarles de temas técnicos, con el lenguaje propio de los proyectos y en inglés, me responden, ‘vaya, parece que está enterada’, sin reconocer su error y, por supuesto, sin pedir disculpas”, explicaba Lola Norte a El Mundo.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here