multilatinas crisis
Imagen tomada durante la intervención de Victoria Nuger (BID) en el evento 'Mitigar la crisis: propuestas del BID y de las empresas multilatinas'.

“Saliendo de la pandemia de COVID-19 va a haber mucho dolor. La pregunta es cómo lo repartimos”. Estas palabras de Stanley Motta, presidente de COPA Holdings sintetizan buena parte de las reflexiones compartidas por directivos de las distintas empresas presentes este miércoles en el evento virtual 'Mitigar la crisis: propuestas del BID y de las empresas multilatinas', organizado por Casa América.

De acuerdo con Motta, la actual pandemia obliga a las empresas multilatinas a “buscar nuevas reglas”. “La gente quiere estar segura de sus vidas y de sus trabajos”, ha enfatizado.

Una situación en la que los jóvenes juegan un papel protagónico. “La gente vieja no va a poder salir a trabajar. Los jóvenes van a tener que ser los primeros soldados en la calle reactivando la economía”, ha añadido Motta. Un sector que en España registra una tasa de paro del 33%. El empresario también ha advirtido sobre la seguridad cibernética, uno de los nuevos retos ligados al incremento del uso de la tecnología.

Trinidad Jiménez, directora de Estrategia Global de Asuntos Públicos de Telefónica, ha coincidido con Motta en señalar que “ya no van a existir dos mundos. Solo uno que será al mismo tiempo analógico y digital”. Asimismo, ha señalado que la crisis actual es una oportunidad para reinventarnos pero que debemos enfrentarla “con cierta dosis de humildad”. 

Tanto ella como los demás expertos han coincidido también en la importancia de fortalecer la colaboración público-privada para encontrar soluciones a esta crisis. De acuerdo con Jiménez, las empresas tienen que “trabajar con los Gobiernos que se van a enfrentar a nuevos retos migratorios, fiscales (entre otros)”.

“La colaboración público-privada es esencial para encontrar esta famosa vacuna”, ha destacado por su parte el empresario mexicano Carlos Ávila, representante en Europa del Grupo Alfa.

La crisis económica, descrita durante la primera parte del evento virtual y en el Informe Macroeconómico del Banco Interamericano de Desarrollo de América Latina y el Caribe, supone grandes desafíos. Uno de ellos es que tanto las empresas multilatinas como los Gobiernos están ante “nuevos retos de gobernanza global”, ha destacado Jiménez.

Sobre la crisis que atraviesa América Latina, Andrew Powell, asesor principal del departamento de Investigación del BID, ha asegurado que la situación que estamos viviendo “no es una recesión normal”, ya que las economías se están cerrando “de una forma parcial y organizada”. Powell ha planteado varios escenarios de salida de la crisis, que ha caracterizado como una crisis -de severa a extrema- pero en cualquiera de ellos se ve una recuperación.

La buena noticia, según él, es que el sector financiero en la región “es muy fuerte” y ha tenido mucho progreso. Victoria Nuger, economista senior del departamento de Investigación del BID ha añadido otro aspecto positivo de la región. Y esta es que en América Latina la inflación es baja y estable. Para la segunda mitad del 2019, solo fue de 2,9%.

Sin embargo, ha advertido que la región va a registrar una caída del PIB, de forma inevitable. “Las políticas que se lleven a cabo hoy son las que van a hacer que la región se recupere antes”, ha puntualizado.

Tanto Nuger como Eric Parrado, economista jefe y gerente general del departamento de Investigación del BID, la crisis va a empeorar la inclusión y la inequidad. “El impacto es brutal en términos de desigualdad, en términos de pérdidas de empleo. El teletrabajo es un lujo que solo se pueden dar las personas de mayores ingresos”, ha afirmado Parrado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here