Un dispositivo de lectura portátil pensado para personas con disminución visual

El dispositivo PROCER fue diseñado para personas con disminución visual
El dispositivo PROCER fue diseñado para personas con disminución visual

Ingenieros de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), en Argentina, han desarrollado un aparato del tamaño de un teléfono móvil que permite convertir cualquier tipo de texto impreso a voz, así que podría ser aprovechado por personas con ceguera, con disminución visual o con dislexia.

El dispositivo, bautizado como Procer, tiene una cámara incorporada que toma imágenes del texto, las procesa en escasos segundos y las convierte en voz. “Puede leer cualquier tipo de texto impreso, como libros, diarios, revistas, folletos, menús de restaurantes, facturas de servicio y billetes”, explica Manuel Díaz Ferreiro. Él es una de las personas que han participado en el desarrollo, junto con Julián Guerrero, Mariano Lescano, José Ribodino y Gabriel Terradillos.

Con esta herramienta pretenden contribuir a “disminuir la brecha de posibilidades entre las personas con este tipo de discapacidad y el resto de la sociedad”, afirman a la Agencia CyTA-Instituto Leloir. El 1 de agosto entregarán a la UNC los primeros prototipos funcionales que, de manera interna, funcionan con una microcomputadora que posee hardware diseñado por el equipo de trabajo.

De acuerdo a los creadores del dispositivo, no existe en el mercado un producto que, pensado por y para usuarios, integre las necesidades de personas con esa disfunción. Sí existen algunas alternativas de coste elevado que requieren conexión a internet (“un inconveniente en países, como el nuestro, con problemas de conectividad”, afirma los ingenieros) o se incluyen en dispositivo móviles con pantalla táctil, lo cual dificulta el uso por personas ciegas.

Procer ha obtenido el primer puesto en el concurso ‘Abrí tu Mundo’, organizado por Bic Cristal e Ideame. Se trata de una plataforma que ayuda a creadores latinoamericanos a realizar sus ideas a través del financiamiento colectivo, las redes sociales y servicios de valor agregado. En concreto, los ingenieros de Córdoba necesitan recaudar 100.000 pesos para avanzar en la industrialización y comercialización del dispositivo. “Estamos trabajando para que el producto terminado tenga un costo de producción aproximado de entre 50 y 70 dólares”, añaden.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here