diana de arias decedario daño cerebral adquirido habilidades cognitivas

Diana de Arias: “En el emprendimiento, como en la vida, hay que convertir los altibajos en oportunidades”

Con ‘Decedario’, la joven espera contribuir a una mejor y más rápida recuperación de las habilidades cognitivas afectadas por múltiples patologías

Con sólo 23 años, Diana de Arias sufrió un ictus que la llevó a enfrentarse al reto más difícil de su vida. Tras una operación de “máximo riesgo”, la existencia de la joven -estudiante, viajera, deportista “y con muchas ganas de vivir”- dio un giro de 180 grados. “No podía ni comer. Me convertí en una persona dependiente por completo. Volví a casa de mis padres y dejé la universidad para comenzar una rehabilitación intensa. Trabajé mucho y mejoré a tal velocidad que los médicos no daban crédito”, explica De Arias a Innovaspain.

En el proceso de recuperar las habilidades perdidas surge la chispa de su aventura emprendedora. Mirando hacia atrás, en su afán por renacer, adquirió herramientas que hoy considera fundamentales “para salir airosa” de cualquier situación. “Durante la rehabilitación, comprobé que eran necesarios muchos materiales terapéuticos dirigido a la estimulación cognitiva no sólo para paliar los efectos del daño cerebral adquirido, sino otras patologías como el autismo, el Alzhéimer, la hiperactividad, el Párkinson o la dislexia, tanto en niños como en adultos”.

Con Decedario, Diana de Arias posibilita a los profesionales ganar en calidad y eficiencia a la hora de trabajar con sus pacientes o alumnos, ya que está destinado tanto al ámbito clínico como al área educativa. En una sola caja, el Decedario ofrece 40 actividades diferentes y una guía didáctica. Además, una plataforma digital reúne contenidos audiovisuales que complementan la parte física del proyecto. “Los recursos están diseñados y adaptados para ayudar a una mejor y más rápida recuperación”, apunta De Arias.

Los primeros prototipos del Decedario llegaron de la mano de la Asociación de Daño Cerebral Adquirido de Valencia, Nueva Opción. “Mis estudios de diseño gráfico y diseño de producto contribuyeron a hacer realidad la iniciativa”. Testean el producto en colegios, residencias, centros de día… Con la validez de la idea bien atada, necesitaban financiación para empezar a fabricarlo. El crowdfunding es la vía elegida. En un mes, el Decedario suma 11.000 euros, destinados íntegramente a fabricar los materiales.  

La emprendedora opina que la pandemia ha ayudado a que asistamos a una evolución de los formatos educativos y de apoyo. “Es importante que florezcan propuestas más allá de lo que ofrece el sistema”, asegura Diana de Arias. “Somos muchos los emprendedores Ed-Tech (formó parte de la sexta edición de la aceleradora SEK Lab) que estamos esforzándonos por aportar soluciones. Junto a los profesionales, conocemos bien determinadas necesidades. Se trata es de resolver problemas uniendo fuerzas”.

En el actual contexto, De Arias llama a no olvidar que, si bien los recursos digitales son muy importantes e implican múltiples beneficios, los recursos manipulativos también lo son. “Lo mejor es combinar ambas vertientes, y esa es nuestra apuesta. En principio, estamos más orientados hacia la clínica, pero esperamos entrar en los espacios educativos de la mano de alguna editorial. Creemos que el Decedario es una herramienta valiosa para niños y niñas con necesidades específicas. Es muy fácil de utilizar y la plataforma digital puede ser fácilmente usada en casa por los padres. De hecho, el refuerzo en el hogar es clave”, añade.

Hasta el momento, la respuesta que han obtenido es muy positiva. “Es palpable que el material ha sido diseñado desde mi experiencia como paciente. Hacemos testeos en todos los rangos de diferentes patologías, por lo que el feed back lo recibimos en tiempo real. El Decedario ofrece en una misma caja todo lo necesario para trabajar en el plano cognitivo y académico. No tiene límite de edad, otra de las grades diferencias frente a otras alternativas. Estamos contentos de comprobar que funciona y que cada vez son más los profesionales que se adhieren a esta metodología”.

Con el curso escolar a la vuelta de la esquina y la progresiva vuelta a la normalidad 'física' en centros de día y residencias, Diana de Arias no oculta que les gustaría ampliar su actual red de distribución. “Estamos abiertos a propuestas para dar a conocer el Decedario cada vez en más enclaves”. Dificultades aparte, la joven está satisfecha con la experiencia. “Al final, en la vida y en el emprendimiento sufrimos altibajos. Hay que tratar de convertir los momentos en oportunidades para aprender y salir más reforzados”, concluye.

Anuario de la Innovación en España 2020

ZONA VIP

Accede a tus contenidos exclusivos

[login_form]

ZONA VIP

Accede a contenidos exclusivos

[login_form]

Suscribete a nuestra newsletter semanal