Los finalistas del ‘Desafío e-dea Salud’ dan forma a sus proyectos en el Hospital La Fe

El Hospital La Fe de Valencia y la Fundación Pfizer han seleccionado a tres startups como finalistas de la segunda edición del ‘Desafío e-dea Salud 2018’. Con esta selección comenzó la segunda fase del reto en la que los finalistas tuvieron la oportunidad de perfeccionar sus propuestas en un entorno real: en el propio Hospital La Fe de Valencia. Allí, las startups participaron en un programa de inmersión donde conocieron de primera mano las necesidades de pacientes y familiares siguiendo la metodología design thinking, que permite desarrollar productos y servicios centrándose en en el usuario para experimentar lo que sienten e identificar sus necesidades para poder generar las ideas posteriormente.

“El objetivo de esta recta final del desafío ha consistido en que los equipos cogieran las ideas que traían y se centrasen en el usuario, con pacientes reales. Esta es la mejor manera de testar sus proyectos”, explica Ángel Alba, CEO de Innolandia.es y dinamizador del encuentro entre los finalistas. La iniciativa, enmarcada dentro del proyecto de Humanización y Mejora de la Experiencia del Paciente ‘Hospital Amable’ impulsado desde la Gerencia y el Área de Atención a la Ciudadanía del Hospital La Fe, premiará la búsqueda de soluciones que ayuden a conocer y detectar las expectativas del paciente y sus familiares en su paso por el hospital y que permitan incorporar su experiencia en los proyectos y acciones en la organización sanitaria.

“La evolución de los equipos ha sido muy interesante porque el desarrollo de los proyectos estaban en momentos muy diferentes. Pero como el principal reto era que entendieran realmente al paciente y que, de alguna manera, se olvidasen de la parte tecnológica, esto los ha igualado”, apunta Alba. En este sentido, para todos los participantes el paso por el hospital ha sido una experiencia determinante a la hora de encarar esta y futuras iniciativas innovadoras. Tras la fase de inmersión, las tres empresas seleccionadas presentaron sus propuestas finales. Entre ellas, el jurado seleccionará al ganador.

“Se estima que el 48% de las startups fracasa porque sus soluciones no resuelven problemas de los usuarios. Por ello, para los emprendedores es fundamental adoptar el enfoque design thinking y reconocer así los problemas reales. Además, en el ámbito sanitario, permite a los centros testar soluciones de bajo coste, sin tener que incurrir en grandes inversiones que, a veces, son un freno para la innovación”, asegura Alba. El proyecto ganador de esta iniciativa se dará a conocer en septiembre, en un acto en el que cada uno de los participantes tendrá la oportunidad de presentar sus propuestas y que además contará con un resumen de las sesiones de design thinking. La empresa ganadora recibirá 1.500 euros y una beca en el programa de Richi Social Entrepreneurs en Boston. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here