Con la colaboración de
Banco de Santander
dani garcia
El chef Dani García en una imagen de archivo.

Dani García: “Los cocineros tenemos demasiada pasión por nuestro trabajo y eso nos nubla la vista”

El chef ha reflexionado durante el 'VIII Foro Internacional de Emprendedores de Culinary Action!' acerca del futuro de la gastronomía y ha asegurado no arrepentirse de haber abandonado la alta cocina
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

No es fácil abandonar el estrellato. Y mucho menos cuando éste parece no tener fin. El chef Dani García lo hizo; prefería estar en una especie de segundo plano. Aunque para alguien con tres Estrellas Michelin en su haber, el éxito es algo de lo que no se puede escapar. Por eso, pese a que en noviembre de 2019 Dani García Restaurante cerró sus puertas para siempre –quien tenga ocasión de escuchar al chef en cualquier foro deducirá que el ‘para siempre’ es literal en este caso– el marbellí sigue siendo espejo e inspiración para la gastronomía española.

Su última aparición pública ha sido durante el ‘VIII Foro Internacional de Emprendedores de Culinary Action!’, donde ha abierto el telón de un evento que por primera vez en su historia se ha realizado en formato online. Tras un 2020 complicado para la hostelería, el turismo y la gastronomía –tres sectores que caminan de la mano–, el Foro, que concluye hoy, se ha propuesto reforzar las principales debilidades que se han manifestado con la crisis del COVID-19 y mejorar la resiliencia de todos los actores que conforman la cadena de valor.

“Hace ocho años, viendo la dinámica emprendedora que crecía en el mundo culinario, Basque Culinary Center quiso ser parte de un colectivo que hoy acude también al rescate de la economía española”, ha recordado Joxe Mari Aizega, director general del BCC. Aquel espíritu sigue presente justo en el año que la institución cumple una década.

Renovarse, una obligación

Si algo ha aprendido Dani García durante décadas en los fogones es que “la cocina tiene mucho de teoría, no solo vale con la creatividad”. Durante este último año, el chef se ha dado cuenta de que el delivery es un modelo de negocio que ha venido para quedarse “haya o no pandemia”. La creación de La Gran Familia Mediterránea, su servicio de comida a domicilio, ha roto con el pasado más tradicional del chef, acostumbrado a recibir a cientos de comensales en su restaurante para, ahora, ofrecerles sus platos a golpe de clic.

“Los cocineros tenemos demasiada pasión por nuestro trabajo y eso nos nubla la vista. Pensamos que con cocinar bien vendrán a comer a nuestra casa y en un sector con tanta competencia eso no es lo único que importa. Hay que renovarse y pensar con la cabeza”, apunta. Su servicio de delivery –presente en Madrid, Barcelona y Marbella, con ocho tipos de cartas– representa una filosofía que ha ido desarrollando con la experiencia.

De hecho, Dani García no esconde que en 2010, en plena crisis financiera, estuvo a punto de abandonar la gastronomía. La situación ahora es muy diferente, pese a tener que lidiar con una nueva crisis. “En general, pero especialmente en el mundo de la gastronomía, solemos pensar que cuando un negocio llega a su fin, sea por las circunstancias que sea, es el fin del mundo. Mi visión con las años ha cambiado: no pasa nada por cerrar una puerta; si lo tienes claro, ciérrala y otra oportunidad llegará mucho antes que si esperas”, reflexiona.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

ZONA VIP

Accede a tus contenidos exclusivos

ZONA VIP

Accede a contenidos exclusivos

Suscribete a nuestra newsletter semanal