Un láser para la fabricación de nuevos sensores y fuentes de telecomunicación

laser CSIC
Un investigador alinea algunos componentes del láser. / CSIC

Un grupo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha abierto una puerta para la fabricación de nuevas fuentes de luz polarizada con aplicaciones en telecomunicaciones y sensores. Todo ello después de crear, por primera vez, un láser de fibra aleatorio que permite la generación simultánea de radiación láser a frecuencias cercanas entre sí con diferentes estados de polarización, con unas eficiencias comparables a las de un láser de fibra convencional.

Este avance, publicado en la revista Scientific Reports, supone un significativo paso adelante en la comprensión y el control de la polarización de la luz en el interior de un láser. Juan Diego Ania, director de esta investigación, ha explicado que “la polarización es una propiedad de la luz que cuenta con numerosas aplicaciones tecnológicas, que van desde el control de calidad de objetos transparentes hasta a la proyección de películas en 3D, pasando por la fabricación de gafas de sol, pantallas de LCD o filtros fotográficos”.

Durante su trabajo, ha añadido Ania, los investigadores han utilizado la denominada atracción de polarización, un efecto “que permite a un haz de luz modificar el estado de polarización de otro, para fabricar un láser de fibra óptica capaz de emitir al mismo tiempo luz en diferentes estados de polarización. En el proceso hemos dado un paso relevante en la comprensión y el control de las propiedades de los láseres de fibra óptica”. De esta forma, los resultados obtenidos han podido demostrar que es posible “controlar separadamente el estado de polarización de dos haces de luz que se transmiten a la vez y a frecuencias casi idénticas en direcciones opuestas por el interior del mismo láser”.

Multitud de usos

Finalmente, Juan Diego Ania ha destacado que el control de la polarización tiene “multitud de usos” en el ámbito de la fibra óptica. Por ejemplo, es “fundamental en el desarrollo de diversos tipos de sensores de fibra, desde giróscopos para uso aeroespacial hasta detectores distribuidos de vibraciones para la monitorización de grandes infraestructuras”.

Asimismo, en las telecomunicaciones, este investigador ha afirmado que el estado de polarización “permite diferenciar dos señales transmitidas por una fibra, duplicando la capacidad de transmisión de datos. También puede ser utilizado para amplificar una señal empleando menos energía o reducir el ruido en la señal recibida, lo que al final se acaba reflejando en más datos enviados por segundo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here