coronarchivos colombia coronavirus
Bahía de Santa Marta, Colombia. Foto: Unimedios

En plena pandemia, el biólogo marino Horst Salzwedel, que vive en Santa Marta (Colombia), tuvo la idea de crear un proyecto que permitiera registrar los fenómenos del medio ambiente cada vez más frecuentes resultado de la baja presencia humana por el confinamiento. Aguas más claras, animales vistos en lugares normalmente llenos de gente, fotografías de la recuperación de la playa de El Rodadero en Santa Marta (que según se dice, volvió a ser la más bella de América)...

Con esta idea el biólogo alemán lanzó hace un mes Coronarchivos, una página web que registra la reacción de los ecosistemas al cese de actividades humanas. José Ernesto Mancera, profesor de biología de la Universidad Nacional de Colombia y Fredy Duque, profesor de la Universidad de Cundinamarca (Colombia) también se unieron al proyecto.

“Queremos formar una gran base de datos para que haya estudios en un futuro de los grandes impactos que ha tenido sobre el ecosistema este gran experimento social”, detalla Duque. El portal registra las respuestas de la naturaleza, el “respiro que estamos observando de algunos ecosistemas”, precisa Mancera.

[Te puede interesar: El confinamiento humano es una oportunidad para los delfines en Panamá]

La ideas es que las personas suban a la plataforma una imagen con una descripción de algún fenómeno, desde una observación de un animal en una ciudad hasta un impacto ambiental negativo, para poder hacer estudios en un futuro.

La página tiene información en español, inglés y alemán, con el fin de obtener aportes documentales de diferentes partes del mundo y también de turistas y extranjeros que se encuentran en Colombia.

Disminuir la huella de carbono ha sido una demanda de muchos sectores de la sociedad, sin embargo, lo que el planeta está viviendo con el confinamiento “no es el resultado de ningún acuerdo estratégico de gobiernos o de fuertes grupos económicos que hayan entendido el problema del calentamiento y del cambio global. Es el efecto de la cuarentena obligada adoptada en muchos países del mundo”, asegura Mancera.

El confinamiento ha permitido volver a evidenciar la biodiversidad que teníamos escondida, subraya Duque. “Este experimento social nos muestra la gran resiliencia que pueden tener los ecosistemas. No es que la fauna esté recuperando espacios, como algunos están diciendo. No es que estén aumentando las poblaciones de animales, es que nunca se han ido, siempre han estado ahí con nosotros”, agrega.

Para Mancera, es necesario evaluar este experimento único. “Tenemos que entender qué es lo que está ocurriendo, cuáles son los mecanismos que están permitiendo esto y poder cuantificar estas respuestas para poder aprender de este experimento”, asegura.

Hasta el momento han recibido material audiovisual y experiencias de personas que viven en Ecuador, Estados Unidos y Colombia. “El rumbo de los estudios futuros se tomará a partir de la información que se recolecte a través de este portal, que espera una gran acogida en todo el territorio nacional”, concluye el académico.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here