Santander

Un corcho magnético que absorbe metales pesados en el agua

Proyecto de la UC3M, la Universidad Pontificia de Comillas y la Universidad de Oporto
Corcho magnético agua
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), junto a la Universidad Pontificia de Comillas y la Universidad de Oporto, ha patentado un corcho magnético que, entre otras aplicaciones, podría eliminar del agua las partículas contaminantes.

El corcho magnético se ha elaborado mediante un proceso de coprecipitación de óxidos de hierro a través del que se obtiene magnetita. Este mineral es adsorbido al momento sobre la superficie del corcho.

Magnetizar el corcho

“La patente surge de la necesidad de hacer uniones adhesivas que sean graduadas”, apunta Juana Abenojar, investigadora del Departamento de Ciencia e Ingeniería de Materiales e Ingeniería Química de la UC3M.

Y añade: “Leyendo sobre las distintas técnicas que hay para hacer uniones graduadas y acerca del corcho, se me ocurrió que podíamos conseguir que el corcho fuera magnético mediante el proceso que actualmente se usa para obtener magnetita”.

Distintos usos

Con la magnetización del corcho, a las ventajas inherentes del material, como su bajo peso y resistencia al impacto, se añade la facilidad de captación de partículas con la ayuda de un imán, que permite posicionarlas en un lugar determinado para, por ejemplo, modificar polímeros rígidos cuando se necesita que una zona sea más dúctil que el resto porque va a estar sometida a impacto. Utilizando el imán, se sitúan mayor número de partículas de corcho magnético en un lugar determinado para conseguir mayor flexibilidad. 

También tendría aplicación para retirar de un medio líquido los contaminantes que capten esas partículas. “Una de las aplicaciones sería su uso para absorber metales pesados en el agua. Es decir, para eliminar contaminantes en el agua”, señala Abenojar, aunque puntualiza que esta aplicación todavía está en estudio.

Actualmente se está probando la magnetización de otros materiales polímeros y cerámicos, como el carburo de silicio o el carburo de boro, que podrían ser utilizados como sensores.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Suscribete a nuestra newsletter semanal