[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

CoordiNet: los nuevos usos de la electricidad

Endesa presenta en su sede los resultados de los pilotos de este proyecto europeo, que han llevado a cabo durante los últimos tres años
coordinet pilotos

Endesa, a través de e-distribución -la filial de redes eléctricas de la compañía-, ha presentado en su sede de Madrid los resultados de los pilotos que han llevado a cabo en los últimos tres años bajo el marco del proyecto europeo CoordiNet. Este pretende obtener un sistema eléctrico más sostenible y seguro, por lo que han probado nuevos servicios para resolver retos relacionados con la descarbonización y los nuevos usos de la electricidad.

Este proyecto europeo ha estado coordinado en España por Miguel Pardo, responsable de proyectos en e-distribución. El mismo Pardo ha declarado que la creciente electrificación de la economía, vinculada al abandono progresivo de los combustibles fósiles, “está desarrollando un crecimiento exponencial de la generación distribuida que exige desarrollar nuevos servicios de flexibilidad para lograr un sistema eléctrico descarbonizado resiliente, eficiente y seguro para que este crecimiento no se cubra solo con nuevas infraestructuras sino también aprovechando de forma más racional las existentes en beneficio de todos”.

“La conexión de nueva generación renovable cerca del consumidor final con un perfil de producción variable, y una mayor electrificación de la demanda fruto del creciente uso del vehículo eléctrico, están cambiando los flujos energéticos a través de la red eléctrica que pasan a ser más variables, e incluso bidireccionales según la hora del día”, ha explicado. Por ello, en este contexto, es imprescindible explorar nuevas formas de operar y gestionar la red para aprovechar la capacidad flexible que tienen los consumidores y generadores.

 Por ejemplo: los consumidores ofrecen la posibilidad de cargar su vehículo eléctrico según el estado de la red y, a cambio, reciben una compensación económica.

En total, han sido ocho empresas e instituciones -Red Eléctrica, I-DE, Universidad Pontificia Comillas, N-Side, ONE, Tecnalia y Ayuntamiento de Málaga, contando con e-distribución- las que han realizado varios pilotos de CoordiNet en cinco emplazamientos: Cádiz, Málaga, Murcia, Alicante y Albacete. En Europa, han participado 23 empresas e instituciones de diez países con tres proyectos piloto a gran escala: el de España, Grecia y Suecia.

Los pilotos

Los pilotos de CoordiNet llevados a cabo en España buscan tener un sistema eléctrico más abierto, donde los consumidores, mediante la modificación de su patrón de consumo -por ejemplo variando el consumo de sus equipos de climatización-, y los generadores o las unidades de almacenamiento, al poner a disposición del sistema los últimos avances tecnológicos en electrónica, puedan obtener compensaciones.

En los cinco emplazamientos antes mencionados se ha contribuido a la resolución de saturaciones en la red de Alta, Media y Baja tensión, al control de la tensión en la red, a la operación de islas eléctricas controladas y los servicios de frecuencia. Del mismo modo, se han instalado dispositivos de monitorización y sensorización de la red en 149 centros de distribución para identificar la necesidad de activar servicios de flexibilidad para resolver saturaciones en la red o problemas de tensión.

Resultados de CoordiNet

Si bien los resultados finales se mostrarán los días 16 y 17 de junio en Bruselas, ha adelantado que las conclusiones de CoordiNet “muestran la necesidad de actualizar la regulación nacional para la creación de los mercados de servicios de flexibilidad, así como la definición de las correspondientes especificaciones técnicas. De este modo, los participantes podrían obtener unos ingresos adicionales a cambio de adaptar su patrón de consumo o generación a las necesidades del sistema”.

Y es que el alcance del proyecto incluye el desarrollo de nuevas plataformas, así como el desarrollo de plataformas existentes de los gestores de la red de distribución, del gestor de la red de transportes, los agregadores de recursos de flexibilidad y los mercados de servicios de flexibilidad.

Recomendadas