Colaboración España–Mozambique en el desarrollo de un aparato respiratorio de bajo coste

Proyecto de la UB para diseñar un CPAP que pueda ser construido de forma autónoma en países subdesarrollados

Uno de los sistemas de apoyo ventilatorio diseñado por la UB en colaboración la Universidad Pedagógica de Mozambique.
Uno de los sistemas de apoyo ventilatorio diseñado por la UB en colaboración la Universidad Pedagógica de Mozambique.

De poco sirve donar material médico de alta tecnología a países subdesarrollados que, ante el menor problema técnico, se van a ver obligados a “aparcar” esa maquinaria por no poder arreglarla. Será mejor utilizar diseños sencillos que permitan que un equipo de ingenieros del país de destino pueda construirlo, calibrarlo y repararlo.

Bajo esa premisa se han desarrollado, en base a un proyecto liderado por la Universitat de Barcelona (UB), dos aparatos de bajo coste para facilitar la aplicación de apoyo respiratorio pediátrico y adulto en países en desarrollo. Y se ha hecho contando con la otra parte, es decir, los técnicos que después tendrán que hacerse cargo de la maquinaría en el país de origen.

Y es que los investigadores de la UB, también miembros del CIBERES y del IDIBAPS, han utilizado un enfoque novedoso basado en el diseño colaborativo, que involucró a un equipo de ingenieros civiles de la Universidad Pedagógica de Mozambique, inicialmente sin experiencia en el apoyo ventilatorio mediante presión positiva en la vía aérea (CPAP), y a un equipo multidisciplinar occidental con experiencia en la tecnología y la aplicación clínica de esta terapia. 

La clave de esta estrategia de transferencia tecnológica ha sido trasladar el diseño del dispositivo desde la perspectiva del país desarrollado a la del equipo del país en desarrollo. En concreto, se consiguió diseñar, construir y evaluar un dispositivo de CPAP de alto rendimiento que el equipo de Mozambique pudiera construir y mantener de forma autónoma a bajo coste —por debajo de 100 euros, frente a aparatos convencionales que oscilan entre 200 y más de 1.000 euros—, utilizando componentes fácilmente disponibles a través del comercio electrónico.

Desde Mozambique

El catedrático de la UB Ramon Farré, líder de este trabajó, encontró “casi de forma casual” a la otra parte del proyecto, es decir, al contrapeso en un país subdesarrollado. Se trata de Gorka Solana, un ingeniero español afincado desde hace años en Mozambique, profesor de universidad y miembro de Arquitectura sin Fronteras.

“Contacté con él y le expliqué mi proyecto de desarrollo de estos aparatos –recuerda Farré en declaraciones a Innovaspain–. Él estuvo extraordinariamente interesado y empezamos a trabajar por Skpe”. Incluso hubo una visita de trabajo por parte de una comitiva mozambiqueña, que estuvo en Barcelona el pasado mes de enero.

Así se fraguó el trabajo conjunto entre el grupo de Ramon Farré en la Universidat de Barcelona y el grupo de Gorka Solana en la Universidad Pedagógica de Mozambique. “En sí mismo el diseño no tiene ningún elementos propiamente original, ya que se trata de reproducir lo que comercialmente incorporan los aparatos, pero lo hemos hecho con materiales que están a la alcance de cualquiera y en cualquier lugar, básicamente comprados por internet a través de plataformas como Amazon o Alibaba”, explica el profesor catalán.

También advierte de que “el sistema de donación de aparatos médicos al Tercer Mundo no funciona”. “Está perfectamente documentado que, al cabo de un año, el 50 por ciento ya están fuera de servicio –continúa–. A veces por una cosa tan elemental como un fusible fundido, porque no hay recambio ni nadie que sepa arreglarlo”.

“La única manera de que pueda ser viable el desarrollo de aparatos médicos y que se puedan mantener en estos países, es que haya allí un grupo de profesionales que sean los que los fabrican y, sobre todo, los que los mantengan y los reparen”, añade.

Hardware libre

Es importante destacar que el grupo de investigación ha publicado estas innovaciones siguiendo las premisas del hardware libre (accesible pinchando aquí). De esta forma, todos los detalles técnicos de los dispositivos (esquemas, circuitos, etc.) están publicados para que sean accesibles, gratuitamente en el caso del aparato para adultos o a través de las revistas científicas en el caso del pediátrico.

El propósito es que cualquier usuario interesado pueda construir los aparatos de CPAP con facilidad. Esta modalidad de transferencia tecnológica es de gran interés para países en desarrollo, ya que además de posibilitar el tratamiento en pacientes que de otro modo no lo obtendrían, favorece la creación de iniciativas y empresas innovadoras en dichos países.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here