Código abierto y satélites para no derrochar agua en el riego de cultivos

riego agua

La evapotranspiración es el proceso de intercambio de vapor de agua entre la superficie terrestre y la atmósfera y puede convertirse en un elemento clave para poder ahorrar agua en el riego de cultivos gracias a los satélites de la Agencia Espacial Europea (ESA). Con esta idea se ha puesto en marcha el proyecto ‘Sentinels for Evapotranspiration’ (SEN4TE), que cuenta con la participación del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA).

El objetivo, ha explicado el investigador Héctor Nieto, es “desarrollar una herramienta de código abierto que permita al usuario generar mapas de evapotranspiración en tiempo casi real mediante los satélites Sentinel de la Agencia Espacial Europea”. La idea es que la herramienta o software que finalmente se desarrolle sea lo “suficientemente flexible” para que tanto usuarios noveles como avanzados sean capaces de generar mapas que registren los niveles de evapotranspiración o, incluso, “modificar ciertos parámetros del modelo con el fin de adaptarlo mejor a sus zonas de trabajo”.

En este sentido, Nieto ha destacado que uno de los principales retos de este proyecto está en que “el uso de la teledetección satelital para riego de precisión está en que existen muy pocos satélites que proporcionen datos térmicos a una resolución espacial suficiente para un manejo diferenciado a nivel de parcela o sector de riego”. Sin embargo, la serie de Sentinel de la ESA puede ser muy útil en este caso y, de hecho, “los resultados de este proyecto también serán utilizados como banco de pruebas para evaluar la viabilidad de una posible futura misión de la ESA con el fin de desarrollar y lanzar un sensor térmico de alta resolución”.

Los datos que se obtengan gracias a los satélites ayudarán a determinar con precisión la cantidad de agua exacta que se necesita para regar un campo, fomentando la optimización de éste y otros recursos. Asimismo, un software de código abierto permitirá a los usuarios generar mapas de evapotranspiración, accesible de forma gratuita a través de la ESA.

SEN4TE
Los satélites Sentinel miden las variables que influyen en el riego, como la temperatura del suelo

Según ha resaltado Nieto, “existe una relación directa entre la tasa de transpiración de la planta y su productividad” de tal forma que “la aplicación de cierto estrés hídrico controlado durante momentos fenológicos críticos del cultivo permite un ahorro significativo de agua sin llegar a provocar una pérdida en la productividad. Por tanto, para lograr una gestión más eficiente del agua en agricultura es necesario desarrollar técnicas robustas que permitan evaluar la tasa actual de evapotranspiración, con el fin de reponer en el suelo el agua necesaria para que ésta esté sujeta a un mínimo estrés productivo, a la vez que se minimizan las pérdidas de agua por evaporación directa del suelo”.

Teledetección y torres de flujos

A lo largo del proyecto se analizarán, gracias a la teledetección, diferentes modelos de evapotranspiración que serán validados con medidas de las denominadas torres de flujos, es decir, “estaciones micrometeorológicas con sensores avanzados que miden los intercambios de calor, vapor de agua y dióxido de carbono entre la superficie terrestre y la atmósfera” ha apuntado Héctor Nieto. Todo ello permitirá incluir en el SEN4TE una amplia variedad de cubiertas vegetales (cultivos, pastos y bosques), así como diferentes condiciones climáticas.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here