Cinco nuevos proyectos de alto impacto, en la incubadora Santiago Innova

Cinco nuevos proyectos de alto impacto, en la incubadora Santiago Innova
Cinco nuevos proyectos de alto impacto, en la incubadora Santiago Innova

Un total de 173 millones de dólares. Esta es cantidad que la incubadora Santiago Innova ha asignado a cinco proyectos considerados como “de alto impacto”. Se trata de iniciativas “en materias muy diferentes, que tienen detrás a equipos con trayectorias y profesiones muy distintas”, pero que coinciden en sus “ganas de aportar y descubrir soluciones nuevas”, según afirma Carolina Tohá, alcaldesa de la Ilustre Municipalidad de Santiago.

Por su parte, el director ejecutivo de Santiago Innova, Álvaro Bustos, destaca la calidad de los equipos, a los que definió como “entusiastas, con ideas nuevas y que generan negocios que tienen que ver con materia ambiental, eficiencia energética, ahorro de tiempo y temas de salud”. “Son una mezcla equilibrada entre pasión, juventud, identidad nacional y hacerse cargo de las necesidades que tenemos hoy en día”, añade.

Uno de los proyectos que se ha presentado para la segunda fase frente al Comité de Inversión fue Zero Q, compuesto por tres emprendedores. La iniciativa busca ahorrar tiempo, principalmente en notarías, ya que, a través de una aplicación para teléfono móvil, se puede obtener un número de atención y saber el tiempo que falta para ser atendido. Esta iniciativa se ha adjudicado 50 millones de dólares, recursos que, según su gerente, Ernesto Erdmann, “serán utilizados en marketing y desarrollo de software, lo que debería durar no más de 12 meses de trabajo”.

Otro grupo de emprendedores fue el del proyecto All Green Up. A través de una aplicación, esperan generar una cultura de reciclaje y acciones sostenibles. Sebastián Luongo, cofundador del proyecto, señaló que se trata de “una plataforma que permite involucrar a la gran mayoría de las personas en el cuidado del medio ambiente, sustentabilidad y vida saludable de una manera simple, positiva y conveniente, involucrando a las personas en este tema, algo muy necesario hoy día”. Se han adjudicado 53 millones de dólares a este proyecto y dichos fondos se invertirán en marketing, campañas y difusión.

El tercero de los proyectos postulantes a fase II fue CuBH, que ha diseñado una baranda de cobre inteligente que permite aprovechar las propiedades del mineral para generar trazabilidad y control de los protocolos de limpieza. Su gerente general, Andrea Cabello, ha asegurado  que los fondos adjudicados les permitirán, en 10 meses, “fortalecer el área de venta, marketing y publicidad para visibilizarnos en el mercado”.

En fase I

Biodigestor Ecodiseñado, proyecto presentado a fase I, se centra en el diseño y desarrollo de biodigestores de pequeña escala y de temperatura constante para una operación continua a lo largo de todo el año a máxima eficiencia. Este producto, apto para climas fríos como es el caso de Chile, está creado dentro del concepto de ecodiseño, lo que permite disminuir sus costes y el impacto ambiental. Su representante, Alejandro Chacón, afirma que con los fondos adjudicados pretenden “terminar los pilotos que están andando para que sean un buen espacio de promoción, además de mejorar material de venta y poder crecer como empresa”.

Por su parte, KeySlide es un software de internet que propone cambiar el paradigma de creación de diapositivas, facilitando el trabajo y ahorrando tiempo para el usuario común. Javier Luz, cofundador del proyecto, destaca que con los 10 millones de dólares adjudicados invertirán en “cuatro puntos claves: la finalización del producto para hacerlo público, inversión y asesorías técnicas, marketing e infraestructura, como servidores, entre otros”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here