El director general del CDTI, Javier Ponce, y la secretaria de Estado de Universidades, Investigación, Desarrollo e Innovación, Ángeles Heras

Tras más de una década de funcionamiento, el CDTI cambia el instrumento de apoyo de su programa Neotec y pasa de ayudas reembolsables a un programa de subvenciones. La entidad considera que se trata de la vía más adecuada para las propuestas objetivo del programa, que son aquellas centradas en la creación y consolidación de empresas de base tecnológicas cuya actividad se centra en la explotación de productos o servicios que requieran el uso de tecnologías o conocimientos desarrollados a partir de la actividad investigadora.

En esta última convocatoria, dotada con 25 millones de euros, el plazo de solicitud permanecerá abierta hasta el 1 de julio y concederá subvenciones de hasta el 70 por ciento del presupuesto del proyecto, con un importe máximo de subvención de 250.000 euros por beneficiario. 

El aspecto más relevante en las propuestas apoyadas en este programa ha de ser una estrategia de negocio basada en el desarrollo de tecnología –la tecnología debe ser el factor competitivo de diferenciación de la empresa–, basándose en la creación de líneas de I+D+i propias.

“Neotec es, probablemente, una de las mejores ayudas de la administración pública española para el arranque de nuevos negocios basados en tecnología”, ha señalado Javier Ponce, director general del centro, en la sesión de trabajo en la que, bajo el título ‘El CDTI con los emprendedores’, se han presentado conjuntamente los programas e instrumentos de ayuda financiera que gestiona este organismo para incentivar a las compañías tecnológicas. 

Dicho acto, celebrado el miércoles, ha sido clausurado por la secretaria de Estado de Universidades, Investigación, Desarrollo e Innovación, Ángeles Heras. Ella ha destacado “la importancia de las empresas de base tecnológica (EBTs) como vectores de transferencia de tecnología al mercado y a la sociedad”. “Desde el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades se está apostando por la I+D+I, que es uno de los pilares fundamentales del gobierno actual –ha añadido–. Sin talento ni innovación no tenemos futuro como país”.

Otras ayudas

El CDTI considera que el apoyo público es indispensable para fomentar la creación y consolidación de este colectivo. Para ello, ofrece diversos instrumentos que financian no sólo las necesidades que pudieran tener las EBT, sino también las empresas innovadoras españolas.

Estas ayudas comprenden desde la financiación de la innovación para incorporar tecnología complementaria; el capital riesgo para incrementar el músculo financiero y facilitar el crecimiento de las compañías, y la Compra Pública Innovadora que posibilita desarrollar y escalar prototipos y comprobar su funcionamiento en entornos reales. 

Además del ya mencionado Programa Neotec, el CDTI cuenta con el programa Innvierte, a través del cual fomenta la inversión en empresas tecnológicas e innovadoras para ayudarlas en su crecimiento. 

Desde su constitución en 2012, Innvierte ha invertido en 14 fondos y mantiene tres acuerdos de coinversión con estrategias especializadas en ámbitos tecnológicos como tecnologías de la información y las comunicaciones, ciencias de la vida, tecnologías industriales y energía y medio ambiente.

El compromiso de inversión en estos fondos es de 271 millones de euros y los compromisos público-privados totales que gestionan es de 1.057 millones de euros, de los que ya se han invertido más de 570 millones de euros en más de 200 empresas. 

Por otra parte, el CDTI, a través del programa Innvierte, va a poner en marcha, a corto plazo, una nueva iniciativa de coinversión con inversores privados especializados en empresas de base tecnológica. Esta acción constituye un paso más para impulsar empresas de alto componente tecnológico cuyos proyectos, de elevado riesgo, desincentiva a muchos inversores.

También se pondrá en marcha un Fondo de Transferencia de Tecnología que apoyará nuevas iniciativas, de tamaño significativo, en Capital riesgo en la fase de Transferencia de Tecnología. El objetivo es ser capaces de detectar y originar oportunidades de inversión en fases muy tempranas, incluso previas a la creación de la empresa, apoyando la realización de pruebas de concepto que aseguren la viabilidad de la compañía.

Por otra parte, a finales de 2018, el CDTI puso en marcha la Oficina de Compra Pública Innovadora (CPI) que se encargará de fomentar la oferta de nuevos productos y servicios y carácter innovador mediante la utilización de una serie de instrumentos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here