De izquierda a derecha, Adalberto Santos, Armando Martínez, José Gasset y Julián Núñez.

Brasil ha sacado a relucir lo mejor de su territorio para seducir a España. Aeropuertos, carreteras, energía, minería, petróleo, gas… Muchos son los ámbitos que el país de más de 208 millones de habitantes ofrece a la inversión española. Esta relación no es solo una apuesta de cara al futuro, para España, el mercado brasileño representa su tercer destino mundial en inversión –el primero en Latinoamérica– y para Brasil, España es hoy en día su segundo mayor inversor, después de Estados Unidos. La Secretaría Especial del Programa de Parcerías de Investimentos (PPI), creada hace dos años por el Gobierno brasileño, es el organismo con el que el país latinoamericano busca seguir impulsando la inversión extranjera.

La institucion surgió en mayo de 2016, tras la crisis de 2015 y 2016, con el objetivo de ampliar y fortalecer la interacción entre el Estado y la iniciativa privada. “Hacía falta producir, invertir, para poder transportar nuestras riquezas… Para hacerlo en aquel momento tuvimos que contar con asociaciones privadas”, ha relatado Adalberto Santos de Vasconcelos, secretario especial de la Secretaría del PPI, este martes durante la jornada “Oportunidades de inversión en Brasil: proyectos prioritarios del PPI” organizado por la Camara de Comercio Brasil-España (CCBE) en colaboración con Casa América, la Embajada de Brasil y el Gobierno de Brasil, en Madrid. “Con el programa tenemos un primer contacto con los inversionistas para que el conocimiento de oportunidades sea más transparente, fácil y eficiente", ha añadido.

Pese a los cambios de Gobierno que ha vivido el país, este plan no solo se mantiene sino que busca un nuevo aliento, con España como un gran aliado. “Será este programa un combustible adicional para la máquina de nuestras relaciones bilaterales, que evoluciona admirablemente pero que todavía tiene un gran potencial”, ha afirmado Juan Pablo de Laiglesia, secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe.

En el amplio abanico de posibilidades que ofrecen las infraestructuras a la inversión extranjera se encuentra el sector de las carreteras, según lo expuesto por el secretario del PPI. “El 65 % se transporta a través de carreteras. Necesitamos logística para poder transportar toda esta carga”, ha asegurado Santos.

Dentro del plan de privatización que ha emprendido el Gobierno de Jair Bolsonaro, se incluyen las privatizaciones de empresas como la Compañía Energética de São Paulo (CESP), la Casa de la Moneda y Electrobras.

Santos ha apuntado que el PPI funciona como un hub que reúne a los principales actores públicos y privados del país, incluyendo a los bancos. En los últimos 36 meses, el PPI ha realizado 147 proyectos en diferentes sectores –ferrocarriles, aeropuertos, carreteras, puertos y cursos de agua, entre otros– por los que ha conseguido 260.000 millones de reales (60.000 millones de euros).

El programa cuenta además con un portfolio de 101 oportunidades nuevas de inversión. De acuerdo con Santos, el inversor extranjero antes tenía que estar aliado con alguna empresa nacional, algo que no es necesario ahora. “Para reducir el déficit de infraestructura es necesaria la inversión privada”, ha subrayado y ha concluido con estas palabras: “Brasil no es el país del futuro para inversiones, es el país del presente”.

El presidente de la Cámara de Comercio Brasil-España, José Gasset, ha hecho hincapié, por su parte, en los acuerdos entre ambos países ya logrados. En marzo Aena se adjudicó la gestión de seis aeropuertos en el nordeste de Brasil por un importe de 500.000 millones de dólares (437 millones de euros) –que comenzará a gestionar al 100 % a partir de enero de 2020–. También ha destacado que empresas como Abertis, STC, Acciona, Elecnor, Cobra o Comsas están desarrollando importantes proyectos de infraestructura en el país y que, en el sector energía, Iberdrola espera invertir en los próximos cinco años 6.500 millones de euros.

“El mundo más desarrollado es el que más está aportando en las infraestructuras”, ha asegurado Julián Núñez, presidente de SEOPAN, quien ha abordado las ineficiencias y cuestiones en la regulación concesional en España. 

El caso de Iberdrola es un ejemplo de los buenos vínculos entre ambos países. Armando Martínez, director general de negocio de redes del Grupo Iberdrola y presidente de Elektro Redes, S.A., ha destacado durante su intervención la solidez de sus relaciones. La compañía está presente en el país Latinoamericano desde hace más de 20 años a través de su filial Neoenergía, en 18 estados. Martínez ha enfatizado su apuesta por las energías renovables y las redes de transmisión inteligentes. “El futuro viene con un mix energético libre de emisiones pero esas energías renovables que son volátiles necesitan redes de distribución inteligentes que puedan adaptarse a las nuevas características eléctricas”, ha afirmado.

Durante la clausura del evento Xiana Margarida Méndez Bértolo, secretaria de Estado de Comercio, ha destacado el papel que ocupa Brasil en el desafío del comercio exterior español por conquistar nuevos mercados fuera de la Unión Europea. También ha celebrado “la gran oportunidad” que supone el acuerdo entre UE y Mercosur que llevan más de 20 años negociando.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here