bizum

El pasado verano, Bizum superó en España los 10 millones de usuarios. La mayor parte de los bancos españoles forman parte de esta plataforma donde se paga con el número del teléfono móvil. Un gran porcentaje de las operaciones han sido pequeñas transacciones entre particulares, pero el Banco Santander acaba de incorporar Bizum como sistema de pago válido para el comercio electrónico en general, de modo que las tiendas que ya venden a través de Internet con los TPV virtuales del Santander pueden admitir el número de móvil del comprador como sistema de cobro. En España hay unos 3.500 comercios adheridos a Bizum.

De este modo, el servicio de TPV Virtual de Banco Santander se ha convertido en una pasarela de pago de confianza para miles de negocios online en España. El comercio electrónico alcanzó una facturación de 12.243 millones de euros en el primer trimestre de 2020 (un 11,6% más que en el mismo periodo de 2019), pero con toda seguridad la pandemia y los confinamientos han disparado esas cifras mucho más allá. El TPV Virtual es la versión digital del terminal punto de venta tradicional que todos conocemos para pagar con tarjeta en los establecimientos físicos. Santander permite ya que Bizum sea una herramienta útil no solo para pagos entre particulares, sino el fundamento de nuevos negocios de comercio electrónico.

De acuerdo con el banco, en el momento de implementar un TPV Virtual en un comercio online el banco "pone su equipo de expertos al servicio de las empresas y desde el principio les ayudan a elegir la mejor configuración de la pasarela de pago, para hacer más fácil la integración con la tienda online, diseñando la experiencia de pago que mejor se adapte". Es decir,desde un sencillo carrito de la compra hasta el servicio web completo. Ofrece también tarifas planas "que se adaptan automáticamente a la facturación del negocio online", o los comercios también pueden optar por una tarifa por transacción.

De manera paralela, el Banco Santander ha lanzado otros sistemas para que los negocios online faciliten a sus clientes la posibilidad de pagar sin efectivo. Es el caso de Paygold, un sistema que permite enviar un SMS o correo al cliente con un enlace para recuperar los carritos abandonados. Paygold funciona de la siguiente forma: una vez realizada una compra, el comerciante envía al cliente (mediante sms, whatsapp o correo electrónico) un enlace para el pago. Recibido este link, el cliente solo tiene que abrirlo e introducir los datos de su tarjeta para completar la transacción.

El banco ofrece esta alternativa de pago, de utilidad para ventas por teléfono o para comercios que realicen entregas a domicilio (como restaurantes) que no quieran que sus repartidores tengan que manejar efectivo. La plataforma de TPV Virtual Santander "está preparada para procesar grandes volúmenes para que los comercios puedan recibir los pagos que requieran y no tengan problemas en fechas clave, como por ejemplo en Black Friday o rebajas, cuando se prevé un mayor número de ventas", explica el banco. Además, la plataforma está al día de la normativa PSD2 para ofrecer un comercio electrónico seguro.

Otro de los beneficios del TPV Virtual es el Servicio Multidivisa DCC que permite a los clientes extranjeros de los comercios online en España pagar en su moneda de origen. A ellos les da mayor tranquilidad por saber lo que están pagando, y a las empresas les puede generar un ingreso extra por cada transacción en divisa. El servicio es gratuito y transparente para el negocio, porque se cobra siempre en euros.

A nivel global, Banco Santander desarrolla diversos servicios similares de plataformas de pago para apoyar a los negocios en tiempos de pandemia. Es el caso de México, donde, por ejemplo, este año lanzó e-SPUG, una solución que permite al vendedor generar un enlace sin necesidad de tener un TPV, página web propia o servidor de cobro online. El desarrollador es Getnet, una de las plataformas que el grupo tiene en Latinoamérica para la transformación digital. Con la solución e-SPUG para comercios tradicionales, Santander está permitiendo acceso a cobros a 70.000 micronegocios mexicanos que hasta ahora no podían procesar transacciones de modo inmediato.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here