Bioga, el clúster gallego de ‘biotech’ que será la punta de lanza para la recuperación

La asociación augura un “2021 prometedor” tras cerrar su Asamblea General de socios con la incorporación de Estrella Galicia
Participantes del lX BioSpeed Dating organizado por el clúster Bioga. (Imagen: Bioga)
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Galicia tiene una música que suena diferente en cada oído. Mucha gente asocia a la comunidad con la pesca. Otros piensan en la agricultura o la ganadería. También hay quienes escuchan el sonido de las gaitas en Obradoiro. Pero hay una nota en la partitura que bien merece la pena oír en bucle: la biotecnología. El sector no solo no paró en 2020 sino que terminó manteniéndose a flote y, en muchos casos, creció. Es por eso que en el Clúster Tecnolóxico Empresarial das Ciencias da Vida (Bioga), que concluyó su Asamblea General de Socios el pasado 26 de junio, ha cerrado un convenio con la Xunta para ser la punta de lanza de la estrategia del Gobierno gallego. 

Está claro. La economía mundial, tarde o temprano, tendrá que levantarse. Y para que esa ascensión sea más acelerada se debe optar por la tecnología. Galicia es una de las comunidades autónomas que más ha aplicado este precepto en los últimos años. Sin embargo, el reto pendiente para la recuperación, según cuentan desde Bioga, será incorporar a más partes de la cadena de valor gallega. Todo esto con el fin de que no resulte extraño hablar de tecnología hasta en los sitios más recónditos de la siempre cautivadora, pero muy complicada, orografía de la región. 

Inversión pública y privada para apoyar al sector

Y los empresarios no están solos en esa misión. La Xunta, a través de su agencia de innovación Gain, ha lanzado un plan quinquenal —es decir, de 2021 a 2025— para colaborar con la inversión privada. El convenio es una continuación del que se lanzó para el periodo 2016-2020. Durante ese periodo, el Gobierno regional movilizó unos 125 millones de euros, mientras que la inversión privada rondó los 75 millones. En esta ocasión, tanto el Ejecutivo autonómico como las 71 empresas de la asociación se han comprometido a incrementar en un 50% el número de firmas dentro del sector. La inyección de dinero público podría llegar a los 430 millones.

Loli Pereiro, gerente de Bioga, hace hincapié en que este tipo de acuerdos entre los empresarios y la Xunta ha sido clave para que el crecimiento de las biotecnológicas gallegas: “Sin ese apoyo el crecimiento del sector sería mucho menor y tendría muchas barreras para llegar a los objetivos marcados”, comenta en una entrevista por Zoom. Pero no solo es eso. La asociación no para de crecer. Bioga superó el techo de las 70 empresas adscritas. Tras el fin de su asamblea de socios el pasado 26 de junio, se incorporaron Estrella Galicia y Mestrelab, líder mundial en software de investigación química. El número total de empresas llegó a los 71.

Un San Valentín para tejer alianzas 

¿Y cómo es que las biotech gallegas siguen al alza año tras año como la espuma? Muchos CEOs gallegos consultados por Innovaspain han coincidido en una respuesta: la morriña. Es una suma que solo puede generar éxito. Por un lado está la gente altamente cualificada, formada en la Universidad de Santiago de Compostela, un centro del que se han gestado un sinnúmero de spin-offs. Y por otro, quienes estudiaron fuera o salieron durante la crisis de 2008 y han vuelto porque, la tierra llama. Pereiro nota de este fenómeno: “Es una de las líneas que hay que trabajar desde la asociación. Gallegos posicionados a nivel mundial que se sumen al brote de iniciativas que hay aquí”. 

Pero las alianzas no es algo que surja por generación espontánea. Hay que tejerlas. Bioga lo hace de distintas formas. Quizás una de las más interesantes es el evento anual de citas relámpago (speed dating, en inglés). Gain y el clúster reunieron el pasado 17 de junio a 50 compañías de ocho comunidades autónomas en la novena edición del BioSpeed Dating 2021

El concepto es muy parecido a esas escenas que uno puede ver en las películas americanas: hay que buscar, en el menor tiempo posible, a una media naranja. En este caso, una media naranja empresaria. Si hay un buen rollo entre dos negocios, surge un proyecto en común. Pereiro se congratula del éxito de este evento, que inicialmente solo incluía a las empresas gallegas, pero ha sido tan requerido por las empresas que se ha extendido a otras partes de España. “La idea parte de un Día de San Valentín, de tener un momento anual como para buscar tu amor. Y ha funcionado, lo que más se genera es sinergia entre los participantes”, concluye.

El mundo está cambiando aceleradamente. Pero Galicia, y en especial Bioga, arrancó motores desde mucho antes.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Anuario de la Innovación en España 2020

ZONA VIP

Accede a tus contenidos exclusivos

[login_form]

ZONA VIP

Accede a contenidos exclusivos

[login_form]

Suscribete a nuestra newsletter semanal