BADGER, un robot subterráneo inteligente para entornos urbanos

robot subterraneo inteligente

Desarrollar un sistema inteligente para la excavación autónoma de túneles de pequeño diámetro y de alta pendiente en entornos urbanos. Éste es el objetivo de BADGER, el proyecto europeo de investigación liderado por la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), que ha creado un robot subterráneo que aspira a convertirse en un referente entre las tecnologías de excavación existentes.

El coordinador del proyecto, Carlos Balaguer, ha explicado que “el empleo de técnicas innovadoras de localización, mapeo y navegación, así como de sensores y georadares, permitirán su adaptación a distintos terrenos, facilitarán el análisis del entorno de trabajo y la toma de decisiones para la consecución de los objetivos”. Entre las principales innovaciones de BADGER está el uso de la robótica en un entorno subterráneo ya que, hasta ahora,  esta disciplina estaba centrada en robots en superficie andante o rodante, voladores o submarinos.

Otro de sus puntos fuertes está en la navegación autónoma, “pues todos los sensores, georadares y computadoras estarán integrados en la máquina, lo que posibilita una exploración del terreno mucho más precisa y controlada” han afirmado desde la UC3M. Y, finalmente, la utilización de técnicas de ultrasonido para perforar los terrenos, acompañada de una impresora 3D a bordo del propio robot con el objetivo de reforzar el túnel por donde circulen los cables o las tuberías, juegan también un rol esencial en el diseño y utilidad del robot BADGER.

Transformación sostenible de las ciudades

Según han resaltado los creadores, el robot BADGER posibilita una transformación sostenible de entornos muy congestionados, como pueden ser las grandes ciudades. Contará con un sistema inteligente que permitirá la construcción de instalaciones sin los habituales problemas derivados, como las zanjas o el desvío del tráfico. Además, tal y como han incidido los investigadores, “dado que todo el proceso transcurrirá bajo tierra, la contaminación, tanto acústica como de polución, se verá reducida”.

Finalmente, Carlos Balaguer ha enfatizado que otra de las posibles aplicaciones de este robot es que “incrementará notablemente la competitividad europea en operaciones de búsqueda y rescate, extracción de minas, aplicaciones con uso civil (como conducciones de aguas, gas, fibra óptica…), técnicas de exploración, mapeo, etc”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here