tecnoatrofia pymes Ayuntamiento

“Las empresas no tienen medios para digitalizarse". Así de rotundo ha sido Miguel Ángel Robles, CEO de La Neurona, en la presentación del informe 'La tecnoatrofia en las pymes: cómo afrontar su transformación digital', realizado en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid. En el evento, también ha estado presente el concejal delegado de Emprendimiento, Innovación y Empleo del Ayuntamiento de Madrid, Ángel Niño, que ha puesto de manifiesto que el consistorio quiere y debe apoyar a las pymes en este camino.

“Queremos fomentar la colaboración público-privada, y también que las pymes madrileñas sientan el apoyo del Ayuntamiento hacia su crecimiento y su transformación digital. Son un motor que no debemos dejar atrás”, ha asegurado Niño. Pero esta tipología de empresa adolece de la bautizada como tecnoatrofia que, como el informe homónimo indica, se refiere a la “enfermedad” que les impide su desarrollo y transformación.

“En los dos últimos años, tras la realización de distintos informes y barómetros publicados en La Neurona, se han observado una serie de deficiencias básicas en la implantación de las tecnologías en las pymes”, explican en el estudio. Por ejemplo, que la inversión en Inteligencia Artificial y Big Data de las empresas multinacionales supone ya un 10 % del total de sus inversiones. En España sin embargo no alcanzamos ni el 2 % de inversión de las empresas en todo su desarrollo I+D.

[Así es el plan de Madrid para convertirse en la capital mundial de la construcción, la ingeniería y la arquitectura]

“Creo que la atracción de empresas aporta trabajo y estabilidad, por lo que desde el Ayuntamiento queremos incentivar la llegada de grandes compañías”, ha aclarado Niño. Además, según el responsable público, han creado una estrategia de colaboración con grandes, medianas y pequeñas empresas y autónomos. “Buscamos que cualquier empresario que quiera colaborar con nosotros tenga un acceso rápido, directo, que conozcan todas las soluciones que podemos aportar, con una colaboración público-privada abierta en la que podamos participar todos. Estamos haciendo un gran esfuerzo para que los madrileños puedan utilizarlo”.

Así, según La Neurona, solo el 49,1 % de las pymes tiene instalado un ERP (sistema de planificación de recursos empresariales), insuficiente para esta tecnoatrofia. Y, de aquellas empresas que lo tienen instalado, en el 71,4 % tiene una antigüedad de más de cinco años con lo que no estará tecnológicamente avanzado y tan solo el 25 % está en modelo cloud. 

Por último, para paliar la tecnoatrofia de las pymes, desde el Ayuntamiento y La Neurona han propuesto cuatro líneas de actuación para optimizar todo el proceso de transformación digital. En primer lugar, “adecuar los planes formativos en habilidades digitales a las verdaderas necesidades de las pymes”. En segundo lugar, “acompañar a las pymes con una fuerte apuesta inversora". 

Por otro lado, “elaborar planes de identificación de habilidades digitales en las organizaciones” y, en cuarto lugar, que, en un futuro próximo, la colaboración público-privada tendrá que estar en consonancia con dos hitos fundamentales: elaborar planes formativos adaptados a las necesidades empresariales y establecer una interlocución permanente y abierta entre los organismos públicos pertinentes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here