astrobiga astronomia 4
Ermita de la Virgen de la Peña de Francia, donde la agrupación organiza sesiones de observación. (Imagen: Roberto García)

En 2018, Nicolás Cahen propuso a un concejal de Ciudad Rodrigo organizar un fin de semana basado en la astronomía. Ese mismo octubre, se llevaron a cabo actividades de iniciación y observación en las orillas del río. Meses después, concretamente en abril de 2019, se constituyó la Asociación Astróbiga con Cahen como presidente, una institución sin ánimo de lucro que busca promover la astronomía a través de la educación y la divulgación. Además, pretenden crear el primer modelo del Sistema Solar a escala ubicado en España, y que sea uno de los más completos en el ámbito internacional.

“Había visto en otros lugares modelos de estos modelos del Sistema Solar. Me di cuenta de que había varios proyectos en el mundo –decenas, de hecho–, pero en la mayoría de casos nos se sacaban proyectos didácticos, se montaba la estructura y ya está”, explica Cahen. Del mismo modo, el presidente de Astróbiga observó que en España no hay ningún Sistema Solar a escala tridimensional en España. “Hay uno en Albacete, pero es en 2D –subraya–. Tenemos buen cielo y gente muy motivada, el nuevo gobierno local ha seguido tras el cambio y quiere montarlo”.

Cabe recordar que en Astróbiga trabajan voluntariamente, por lo que han tardado ocho meses en idear el modelo. La idea era dar una estructura dentro de la morfología de la ciudad y la comarca. Que cada planeta estuviera en su lugar y diera, a su vez, valor en la zona. “Tardamos varios meses en dar en la escala y, al final, ha sido de 1 a 290 millones. Un sol de 4,80 metros irá en uno de los lugares más simbólicos de la ciudad, la Glorieta del Árbol Gordo”. 

El Sol, por su parte, estará compuesto por 2.000 manos. Hay una idea filosófica detrás de ello –el polvo de estrellas– y cierta inspiración en un edificio vienés que usando manos, con latón, forman una esfera. “La idea era financiar a través de la comunidad local para que se sintieran orgullosos antes de empezar a construir, por lo que hemos lanzado la financiación participativa”. En total, 4.000 euros financiados mientras han empezado ahora a conseguir patrocinadores entre los comercios locales.

astrobiga astronomia

Pero, para todo este proyecto, se ha tenido que pedir el visto bueno de la Comisión de Patrimonio de Salamanca, ya que querían poner elementos en zonas protegidas, así como situar los planetas interiores en la muralla –los planetas exteriores estarán situados en lugares emblemáticos de la comarca–. Y lo dieron, como el Ayuntamiento. “Se están dando cuenta del potencial astroturístico del proyecto. Ciudad Rodrigo está a 650 metros, tenemos un buen cielo, no es una contaminación exagerada. Vamos a un lugar de observación y hacemos actividades de observación, contamos con monitores astroturístico certificados por la Fundación Starlight y, desde la semana pasada, la gente ya va a sesiones de introducción a la lectura del cielo de verano. A pocos minutos del centro se puede ver el cielo perfectamente”, destaca el presidente de Astróbiga.

Hace menos de un mes tuvieron una excelente noticia de FECYT que les dio una subvención de 25.000 euros para el proyecto. Y, además, GMV, a través de uno de sus ingenieros –que convenció a su departamento de Marketing del futuro de la iniciativa–, han aportado 5.000 euros. Esto esto, Que de los 86.000 euros necesarios, ya llevan 35.000. Siguen faltando unos 50.000. “Y empezamos en abril del 2019 con 30 euros…”, recuerda Cahen.

“Estamos muy contentos, no sabíamos que íbamos a llegar a estar así. Al fin y al cabo, empezamos desde cero. A la gente le gustaba el proyecto porque éramos como los frikis de allí.

Solo había tres o cuatro personas que se interesaban, mis conocimientos eran básicos. Empecé hace cinco años en esto de la astronomía, ya trabajaba muy cerca de la asociación astronómica de República Dominicana. Tenemos muy pocos conocimientos generales, pero hay personas muy motivadas, monitores astroturísticos muy bueno. Y una gran parte de estas personas tuvieron consciencia del potencial del proyecto, más allá de sus estructuras”. 

Del mismo modo, Cahen destaca el papel de Javier Rodríguez-Pacheco, presidente de Honor y reconocido astrofísico –principal investigador del detector de partículas que irá embarcado en la misión Solar Orbiter de la ESA– que creció en Ciudad Rodrigo. Y de otras muchas personas que están detrás del proyecto. “Somos todos voluntarios. Decenas de personas realmente involucradas que tienen sus trabajos aparte y que utilizan su tiempo libre en la Asociación Astróbiga”.

astrobiga astronomia 3
Actividades de observación realizadas por la Asociación Astróbiga. (Imagen: Roberto García)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here