Argentina, servicios, hub

Por Fabrizio Opertti – Esta columna fue publicada originalmente en el blog Más allá de las fronteras del BID.

Planos para obras de arquitectura, consultorías en temas legales y contables, desarrollo de software y aplicaciones móviles, diseño web, producción de cine y videojuegos son algunos de los tantos servicios basados en el conocimiento (SBC) que exporta la Argentina. Ya no se trata solo de cortes de carne vacuna, vinos, yerba mate o dulce de leche, ni siquiera de los pasos de tango o jugadores de fútbol. El país más austral del planeta se posiciona cada vez más como un hub de servicios con eje en la creatividad y el talento.

Entre sus ventajas, Argentina cuenta con mano de obra calificada, cercanía horaria con los Estados Unidos y muy buen dominio del inglés. Unicornios como Mercado Libre, Globant, Despegar y OLX han demostrado la capacidad de empresarios y emprendedores argentinos de traspasar las fronteras e incluso cotizar en la bolsa de Nueva York.

Luis Robbio creó la empresa Belatrix en la provincia de Mendoza y hoy cuenta con 600 empleados y oficinas en Argentina, Perú, Colombia y Estados Unidos.

La industria de servicios argentina es exitosa gracias a la educación, que sigue siendo gratuita y ha permitido que la gente se pueda preparar para este sector, explica Robbio.

Lo segundo es que el argentino es muy discutidor y eso en el mundo del software es muy bien visto, porque permite intercambiar ideas y se trabaja agregando valor a las iniciativas. Esto es lo que valoran nuestros clientes estadunidenses.

Los servicios basados en conocimiento (SBC) se caracterizan por emplear intensivamente personal de medio y alto nivel de calificación y ser generadores de conocimiento para la economía de manera integral. Los SBC generan empleo de calidad y promueven la innovación y el desarrollo. A la vez, hoy son fácilmente exportables gracias a las tecnologías de la información y las comunicaciones (TICs).

Los SBC van mucho más allá del software, ya que también incluyen análisis e inteligencia de mercado y financiera, publicidad, investigación y desarrollo (I+D), salud y educación, entre otros rubros.

El peso de los SBC en la economía argentina

De acuerdo con datos de 2017 de la Secretaría de Transformación Productiva de Argentina, los SBC representan alrededor del 14% del empleo y del valor agregado (en comparación al 11% en 2003), cifras que se asimilan a potencias mundiales como los EE. UU. y países de la Unión Europea.

Para dar un poco de contexto acerca de la magnitud del sector, en 2014 más de 60.000 empresas empleaban a alrededor de 840.000 personas y las exportaciones de los SBC se multiplicaron por 6 entre 2003 y 2015.

La industria no solo depende de grandes empresas: según un informe del Observatorio de la Economía del Conocimiento , que depende del Ministerio de la Producción de Argentina, existen 30 entidades o clústers que nuclean a más de 1.200 empresas y/o emprendedores en las que trabajan casi 38 mil personas.

Argentina es uno de los líderes en la región en cuanto a exportaciones de SBC per cápita (US$ 161 en 2013) y está ubicada en posiciones similares a Chile y Uruguay. A pesar de esto, sigue existiendo más espacio por recorrer, pues se encuentra por detrás de algunos países asiáticos, de Europa del Este y de Costa Rica. Adicionalmente, los SBC fueron los únicos que mostraron saldos positivos (significando más exportaciones que importaciones) entre los demás rubros de servicios y la balanza comercial agregada de servicios y bienes del país.

Por un tema de tamaño y de país no podemos competir con volumen, como la India o China, sino con calidad. Tampoco por precio. Entonces la manera de estar presentes en un mercado competitivo, como Estados Unidos, es con creatividad y mucha honestidad en el trato con el cliente. Por eso tenemos un lugar en el mundo, refleja Robbio.

Hace muy poco Belatrix se instaló en Silicon Valley con tres ingenieros mendocinos. “Era un viejo sueño: estar en el caldero de la creatividad del mundo de la informática -se emociona Robbio-, cerca de donde suceden las cosas. Nos llevó tiempo conseguir los permisos laborales para nuestra gente, hoy tenemos 3 argentinos que interactúan con los clientes y son el punto de conexión con el resto de las oficinas que tenemos”.

Empresas como Belatrix son una clara demostración del ascenso de la Argentina a nivel regional en el rubro de los servicios basados en conocimiento. A futuro, otros casos como este potenciarán aún más esta ejemplar trayectoria de diversificación exportadora.

Congreso IA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here