antonio coimbra telecomunicaciones

Antonio Coimbra, CEO de Vodafone España, ha sido el gran protagonista de NEF Tendencias, la jornada de Nueva Economía Fórum, donde se ha intentado poner en claro algunas dudas surgidas en torno al sector de las telecomunicaciones. Y es que, la caída brutal de la economía en esta crisis provocada por el COVID-19, ha sido, en cierto modo, “sostenible” para este mercado.

“A veces se habla de lo digital en telecomunicaciones como si fuera un sector analógico. La verdad es que la digitalización ha llegado para quedarse y los que queden deben apuntarse lo mas rápido posible. Una de las características actuales es que la tecnología avanza muchísimo y que si somos capaces de avanzar no nos quedamos detrás”, ha asegurado.

Para él, lo que ha puesto de manifiesto la pandemia es la importancia de la conectividad. “Podemos imaginar que es casi imposible sobrevivir y estar al tanto de los negocios sin ella. La urgencia de un plan digital para España. sin que nadie se quede atrás y que todas las personas estén conectadas. es fundamental. Nos lo tenemos que tomar como objetivo, y el Gobierno de España ha dejado claro que hay que conectar a todos rápidamente. Sea con fibra, con 5G, con 4G… Tiene que haber formación también para aprovechar estas tecnologías, creemos que es fundamental. No hay que dejar a nadie atrás”, ha apuntado sobre un plan digital a gran escala.

De hecho, este plan, para Antonio Coimbra, no solo debe tener objetivos muy marcados para llegar a todas las empresas, sino que las familias y las pymes tienen que contar con conocimiento y financiación para que tengan competitividad digital. 

“Dos mill millones de euros para digitalización”

“Las administraciones públicas deben invertir dos mil millones de euros de las ayudas europeas para la digitalización. Hemos tenido muchas conversaciones con el gobierno para que el plan de transformación y de acceso a los fondos de recuperación ayude con esto. En el primer borrador del plan había una parte de 5G, pero hay casos muy específicos. Lo que no hemos dicho es que el sector no está en una situación que pueda afrontar ni soportar la inversión necesaria para tener las infraestructuras necesarias para el futuro. La fibra está muy bien, pero el 5G será el primer motor de desarrollo de la nueva revolución industrial de los próximos años”.

Pero en tecnología, los desarrollos se vuelven obsoletos en poco tiempo. “Celebramos nuestra infraestructura de fibra, que es buena, pero puede quedarse antigua. A cinco años vista tenemos que tener una red 5G y el sector debe invertir cinco mil millones de euros para que esté a punto”, ha subrayado Antonio Coimbra.

“Si el gobierno está convencido –y yo creo que está sensibilizado, ha apuntado–, y entiende esta urgencia no habrá problemas. No conocemos a lo que se ha sometido a Bruselas para la reconstrucción pero espero sinceramente que haya una gran parte de los fondos de reconstrucción fundamentales para esta revolución digital”. 

"Europa se esta quedando atrás comparando con EEUU y China"

Según Antonio Coimbra, el futuro está por ver todavía. “Los presupuestos de estado tiene la gran oportunidad de transformar el país y liderar la revolución digital a través de los fondos de recuperación. Es una oportunidad única, imperdible. Estaremos por detrás de los demás hasta dentro de 20 años cuando, vuelva otra revolución. Entre los 12 y 18 próximos meses son vitales para ello. Hay que ejecutar los proyectos tractores que permitan aprovechar y se aprovechen de la transformación tecnológica. 

Por otro lado, para él es difícil contestar si el Gobierno está haciendo bien o mal, porque hasta los próximos meses no lo sabrá. “La política, hasta ahora, ha sido de 'cuanto más, mejor’. Tenemos un sector regulado de una fortísima inversión, robustos, sostenibles, que desarrollen las infraestrcuturas, realidad virtual, IA, la nube… Inversiones que hay que tener”.

"Europa se esta quedando atrás comparando con EEUU y China. Y tiene una política errada, a mi juicio, en cuanto a regulación. Y se ha reconocido. Quizá Europa debería tener cinco grandes operadoras. Tenemos tres grandes operadores que podrán seguir desarrollando. España no es una excepción, es normal, y Europa no es EEUU y China. Es un mercado único, pero con diferentes reglas para cada país. Es una línea maestra que debe evolucionar rápido si queremos ser competitivos en el ajedrez mundial contra China y EEUU”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here