año digital educacion

Calificar un año siempre por unas características siempre es arriesgado, pero puede decirse que ha sido, siguiendo con la línea marcada en el post anterior, una consolidación del espíritu de la innovación en toda la sociedad y, sobre todo, en las empresas y en los centros educativos. Por eso decimos que 2018 ha sido el año digital y de la educación.

La digitalización, el famoso 4.0, se ha instaurado en la práctica totalidad de las instituciones. Es, quizá, el fenómeno más importante en el ecosistema innovador y no solo en las empresas industriales, agrícolas o de servicios. Que empiece a resultar difícil encontrar una empresa en la que alguien no esté preocupado por la evolución del mercado que le corresponda por haberse quedado desfasada ha llegado a una práctica totalidad de los rincones.

El descubrimiento de nuevos productos y servicios está a la orden del día, da igual que escarbes en la provincia de Ourense, en Tenerife o en Ciudad Real. De ellos hablaremos en los próximos días en Innovaspain. Algunos son una realidad, y lo que sorprende es el crecimiento, en otro caso, de Galicia, que habla del surgimiento de iniciativas y el tercero de un nuevo producto que puede revolucionar el mundo de las bebidas. Pero no quiero adelantarme. Detrás de todo ello está el vigor con el que ha crecido el ecosistema en este año.

El fenómeno de la digitalización 4.0 ha calado más de lo que pensábamos a principio del año. Por eso también el crecimiento de Innovaspain, que prácticamente ha duplicado las cifras del año anterior en los baremos habituales de visitas, páginas visitadas, tiempo de permanencia en la web y usuarios únicos. Nos esperaremos al cierre del año para darlas.

Detrás de todo esto hay una influencia clara de la introducción del concepto innovación en los colegios. Un colegio de un  pequeño pueblo gallego ganó uno de los concursos nacionales celebramos este año, el Internacional Aravaca, del que hemos hablado porque celebró su décimo aniversario con un gran y potente congreso sobre innovación educativo, se alzó vencedor en el South Summit; del SEK nos habló una de sus profesoras y lo sacamos en este blog como autora de la frase del año y así muchos más.

No solo lo sabemos nosotros, que seguimos este tipo de actividad, sino que hablas con los padres y te cuentan cómo abordan temarios que nosotros nunca estudiamos. Podemos decir que es lógico, pero el caso es que hasta ahora estos temas no eran moneda común en reuniones de amigos o familiares. Hace meses destacamos como la Comunidad de Madrid llevaba la enseñanza digital a todos los centros y otras comunidades han seguido, en mayor o menor medida la iniciativa. Para redondear, se ha creado el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

Hemos hablado mucho del tema educativo en Innovaspain a lo largo de estos años y la creación de una sección denominada “Innovación Sub-16” ha sido un éxito rotundo, porque nos ha ratificado en el razonamiento que habíamos seguido. Estos han sido los ejes sobre los que ha girado este año que acaba y para concluir, nada mejor que terminar con la que yo denominé como “la frase del año”. Las declaraciones de la profesora Mercedes Redondo, del SEK, a las hizo a principios de año y a mí me sigue pareciendo esencial para seguir creciendo en este camino, largo camino, que es el de la Ciencia y la Innovación: “Todos los jóvenes deberían tener la oportunidad de pensar en convertirse en innovadores”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here