analisis balisticos policia

La Policía Científica Española contará con un nuevo aliado. Y no se trata de otro cuerpo de la Policía Nacional, sino de un sistema que es capaz de realizar análisis balísticos in situ, en plena escena del crimen. Y es que, hasta ahora, los exámenes de los disparos se tenían que llevar a cabo en el laboratorio, con el consiguiente gasto de tiempo y de dinero.

Esta nueva solución portátil –en forma de mochila– ha sido desarrollada por Indra, y es capaz de detectar y analizar cualquier resto de armas de fuego. Según la compañía, es un sistema “pionero y único en el mercado” que “detecta los residuos y partículas microscópicas que dejan los disparos en prendas, manos y piel y otras superficies, como paredes o la carrocería de un vehículo”.

Asimismo, es el primer sistema de este tipo capaz de identificar restos de pólvora de un micrómetro –esto es, la milésima parte de un milímetro–. Todo ello, en el mismo lugar del atentado y en una simple mochila. Esta cuenta con un láser –para comprar trayectorias de bala, basado en la técnica LIBS (Laser Induced Breakdown Spectroscopy)– y un sistema óptico de alta precisión.

[Le puede interesar: Los smartphones, la nueva herramienta esencial de los policías]

La misma mochila cuenta además con un software para procesar datos útiles en segundos. Eso sí, este sistema esta preparado para realizar un primer análisis de información que pueda dar ciertas claves o avanzar en un primer momento, aunque también puede ser decisivo para resolver un caso. Del mismo modo, podrán utilizarlo tanto expertos en tecnologías LIBS como un técnico de menor formación perteneciente a la Policía Nacional, un cuerpo que se ha convertido en “el primero del mundo en contar con un sistema de estas características”.

Por otro lado, cabe decir que no es el único proyecto de la Policía Científica Española de estas características con Indra. De hecho, ahora mismo se encuentran trabajando para incorporar iForenLIBS, una tecnología que es capaz de saber la distancia a la que se realiza un disparo “con una certeza muy superior a la que se tiene en la actualidad”, apuntan. 

Según la compañía, esta información “resulta clave en muchas investigaciones para saber, por ejemplo, si un arma se disparó a pocos metros en un forcejeo por accidente o en defensa propia o se hizo a más distancia”. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here