[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Ana Belén Pérez Oliva (IMIB): "La ilusión y la perseverancia son la base de la carrera científica"

Los avances de la investigadora del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB) están dirigidos a mejorar la calidad de vida de las personas que padecen anemias congénitas
Ana belen perez oliva murcia investigacion anemia

Desde su infancia, Ana Belén Pérez Oliva (Murcia, 1981) se ha interesado por los procesos biológicos y le llamaba la atención cómo era posible curar enfermedades a partir de la investigación. Licenciada en Biología por la Universidad de Murcia (2005), máster en integración y modulación de señales en biomedicina y doctorado en Biología Molecular y Biotecnología en la misma universidad (2007 y 2011), la investigadora del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB) es una de las cinco científicas españolas reconocidas por el programa L’Oréal-UNESCO For Women en Science.

Pérez Oliva estudia cómo la inhibición de componentes del inflamasoma –unas proteínas que juegan un papel importante en la inflamación- podrían mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren anemias congénitas (aquellas que no dependen de los niveles de hierro).

“Estos pacientes han sido muy poco visibilizados. Sufren la enfermedad en su día a día. Al no producir la suficiente cantidad de glóbulos rojos (o cuando los producidos no son funcionales), su calidad de vida está muy limitada”, explica la investigadora a este periódico.

Avance clave

“Levantarse de la cama puede suponer para ellos una auténtica proeza”, añade Pérez Oliva. Hasta la fecha, los tratamientos son de soporte: basados en transfusiones y en ocuparse de las complicaciones derivadas. “Lo que pretendemos es aumentar las ventanas de tiempo en las que se lleven a cabo esas transfusiones. Implicaría un claro aumento en su calidad de vida y, ojalá, un paso adelante para encontrar la cura a estas enfermedades”. La investigadora apunta que, además, aumentar esos tiempos reduciría “muchísimo” el gasto anual que para el sistema sanitario suponen estos pacientes.

Ana Belén Pérez Oliva detalla los elementos novedosos que incluye su aproximación a esta problemática. “El inflamasoma se ha estudiado, básicamente, en el contexto del sistema inmunitario, pero muy poco en la producción de células sanguíneas”.

En 2019, la científica y su equipo describió por primera vez que estas proteínas juegan un papel en la producción de glóbulos rojos. “Tenemos puesto el foco en ese punto, así como en su aplicación a pacientes con anemias congénitas empleando muestras ex – Vivo de pacientes. Para ello contamos con la aprobación del comité ético pertinente y del consentimiento informado de cada paciente”.

Entre otros logros obtenidos por Ana Belén Pérez Oliva hasta la fecha, cabe destacar el descubrimiento de cómo las proteínas llamadas DUBs regulan el daño en el ADN que se produce en las células. Este trabajo lo desarrolló junto a su mentor, el profesor Darío Alessi del MRC-PPU de la Universidad de Dundee, al que considera su principal referente científico.

Mujeres STEAM

Para Pérez Oliva, recibir el reconocimiento de L’Oréal-UNESCO For Women en Science es un “honor y un orgullo”. “La visibilidad que recibe nuestro trabajo gracias a este programa es extraordinaria y he podido aumentar mi red de contactos, algo esencial para la investigación y generar conocimiento”.

La investigadora opina que, si bien la situación de las mujeres en la ciencia ha mejorado, “todavía quedan aspectos que abordar, como mejorar la conciliación familiar de las científicas en España y acercarnos a un modelo más europeo. Muchas científicas brillantes no dan el paso de ser investigadoras principales u otros cargos de responsabilidad por ser una profesión altamente demandante”.

Pérez Oliva contribuye a cambiar las cosas participando en iniciativas como el programa ADA del instituto de las mujeres para fomentar las carreras STEAM entre los más jóvenes. También ha formado parte del proyecto de divulgación que lideró la Dra. Cayuela: ‘El IMIB lleva a Danio a clase’, con el que ha expuesto su trabajo de investigación en diferentes colegios de la Región de Murcia.

Ciencia posCOVID

A su juicio, la pandemia ha contribuido a que la sociedad otorgue más importancia a la ciencia. “La vacuna y los estudios alrededor del COVID-19 han supuesto un hito histórico. La gente valora nuestro trabajo, pero, aunque se está progresando mucho, los medios para llevar a cabo ciencia de calidad en España aún son limitados”.

Ana Belén Pérez Oliva defiende la necesidad de invertir más en I+D e incentivar, “de verdad”, la “tan ansiada” carrera investigadora de calidad en España. “Pese a los avances, las condiciones actuales del sistema impiden que grandes científicos se establezcan o regresen a España. Solo así seremos capaces de recuperar años de inversión en su formación”.

Pérez Oliva afirma que la ilusión y la perseverancia son la base de la carrera científica. “La emoción de que un experimento funcione o la satisfacción de poner a punto cualquier técnica no realizada antes no tienen precio”. Además, la científica asegura que “la científica es una carrera con muchos altibajos y que no siempre lo pone fácil. Con ilusión y perseverancia se consiguen resultados, aunque en ocasiones no siempre son los que esperas. Así es nuestro día a día en el laboratorio”.

Relacionadas