Alejandro Ahuja Anaya, profesor de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (México)

Alejandro Ahuja Anaya, profesor de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (México)
Alejandro Ahuja Anaya, profesor de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (México)

“El desarrollo de México pasa por sus universidades, públicas y privadas”

“Desde 1532 hasta este día, la presencia, la imagen, los valores, las enseñanzas, las herencias y el amor al prójimo de Don Vasco de Quiroga están más que vigentes”. Las palabras son de Alejandro Ahuja Anaya, profesor investigador de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de San Nicolás Hidalgo (México), fundada por el ‘Tata Vasco’ en su etapa de obispo de Michoacan. “Con las constantes violaciones a los derechos humanos, recobran vigencia sus postulados”.

El año pasado se cumplió el 450 aniversario de la muerte del primer obispo de Michoacán (México) y se vienen sucediendo los actos de homenaje, sobre todo en tierras americanas. “Nadie es profeta en su tierra, reza el dicho, y en España casi nadie sabe de Tata Vasco, mientras que en Michoacán, no hay espacio territorial donde no se hable de él como si aún estuviese vivo –continúa-. Calles, plazas públicas, escuelas de nivel básico, medio y superior, mercados, pueblos, aulas de diversas instituciones, estatuas, souvenirs y muchas cosas más nos hacen recordarlo de manera permanente”.

Casi cinco siglos de historia

En opinión de Ahuja Anaya, la “magna obra” de Vasco de Quiroga fue la fundación del antecedente de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. “Casi cinco siglos después, el centro sigue innovando a la sociedad moreliana, michoacana y mexicana, pero también tiene presencia allende las fronteras y los mares”.

“En la segunda universidad de América y primera de México se está innovando a diario, por ejemplo, con la actualización de sus planes de estudio en sus diferentes modalidades (bachillerato, licenciatura, maestría y doctorado) para estar acorde a los nuevos paradigmas internacionales”, afirma el profesor de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales.

Él asegura que el centro “apuesta por la mejora continua, por una mejor preparación a sus alumnos porque, al hacerlo, la sociedad puede estar convencida de que la universidad cumple con su quehacer y que entrega profesionales bien preparados y con vocación de servicio”.

También defiende que “el desarrollo de México pasa por sus universidades, públicas y privadas”. “Porque los jóvenes, al ingresar en sus aulas, reciben una preparación académica integral que pondrán al servicio de la sociedad una vez que egresen –dice-. Una sociedad preparada académicamente es una sociedad que puede salir más y mejor de su atraso en todos los órdenes”.

Alejandro Ahuja vuelve una vez más a ‘Tata Vasco’ para asegurar que tanto México como España pueden aprender mucho de esta figura histórica. Por ejemplo, “que hacen falta seres humanos con la visión y con los valores que lo caracterizaron”. “Con un Vasco de Quiroga en cada municipio, en cada estado o provincia, en cada comunidad y en cada país, nuestro planeta sería muy diferente”.

Herramientas ágiles para innovadores

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here