Aeronaves de élite para unidades de élite

El Ejército de Tierra y la Armada han recibido las primeras unidades del RPAS Seeker –GMV y Aurea Avionics–, aeronave 100 % española con 90 minutos de autonomía
aeronaves seeker
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En junio del pasado año, en el marco del programa RAPAZ del Ministerio de Defensa, GMV y Aurea Avionics se hicieron adjudicatarias de un contrato para el suministro de cuatro aeronaves RPAS Clase I Seeker, destinadas a las unidades de élite de la Brigada Paracaidista y el Tercio de Armada de Infantería de Marina. Desarrolladas en territorio nacional –para mitificar los efectos de la ruptura de cadenas de suministro– y, a pesar de las dificultades provocadas por el COVID-19, estas se han entregado en el plazo establecido; “una muestra más de la confianza en la industria nacional".

Las aeronaves no tripuladas RPAS Seeker son, en palabras de ambas compañías, “los sistemas más eficaces en su segmento, con una autonomía de 90 minutos, un alcance de 15 kilómetros y un peso de 3,5 kilogramos”. Permitirán reforzar las capacidades de inteligencia, vigilancia y reconocimiento, y su importancia radica en que suponen un salto cualitativo para las Fuerzas Armadas de España, ya que contarán con una mayor operatividad. 

"El Seeker –explican– constituye el eje de un sistema de conciencia situacional que proporciona inteligencia en tiempo real. Está diseñado para aplicaciones militares que requieran un rápido despliegue y alta movilidad, con el fin de realizar tareas de inteligencia, vigilancia y reconocimiento a baja altura”. 

Desde Aurea Avionics indican que el Seeker es un sistema portátil “que permite la recepción de vídeo aumentado en tiempo real en espectros visible y térmico que incorpora metadatos explotables a nivel visual por el operador y en bruto por las estaciones de mando y control”. Esta versión, actualizada, incorpora a su vez una carga de pago desarrollada específicamente para la aeronave, con un gimbal [plataforma mecanizada] estabilizado digitalmente que permite apuntar en cualquier dirección los sensores EO e IR embarcados. 

Asimismo, estas aeronaves pueden interactuar con el propio sistema, otras de sus novedades, ya que incorpora modos de vuelo autónomos que permiten “olvidarse” del control directo de la aeronave y, por tanto, reducir la carga cognitiva sobre el operador”. Además, “se han incorporado otros elementos novedosos, como un Remote Handheld Controller, RHC, que permite visualizar la información recibida en tiempo real de una manera intuitiva sin delatar la posición del piloto, un modo de vuelo sigiloso y la capacidad de operar en entornos con señal GPS denegada, entre otros”.

Por su parte, según GMV, que ha gestionado las actividades de diseño y fabricación, así como las distintas campañas de vuelo de evaluación, también hay una nueva arquitectura en sus estaciones terrestres, que han sido digitalizadas por completo para permitir la integración del RPAS Seeker con los centros de mando con estándares de la OTAN. Esto significa que “cualquier fuerza aliada puede integrar de manera directa la aeronave en su flota y centros de mando, añadiendo versatilidad y facilitando operatividad conjunta entre tropas y sistemas”. 

“De este modo –subrayan–, se combina un producto de ADN 100 % nacional y una fuerte proyección internacional, que le permite formar parte tanto del proyecto de modernización de las Fuerzas Armadas españolas como integrarse plenamente en la creciente cooperación y colaboración de las industrias de defensa a nivel europeo”.

Por otro lado, ambas compañías destacan que los componentes de este sistema se clasifican, a su vez, en dos grupos: el segmento aire y el segmento tierra. "El segmento aire está constituido por la plataforma aérea (UAV). Esta aeronave permite operaciones diurnas y nocturnas y vuelos completamente automáticos”. Del mismo modo, en cuanto al segmento tierra, el sistema “dispone de una estación de tierra, una terminal de comunicaciones y un mando de control remoto que permiten monitorizar la operación de la aeronave, así como procesar datos de vídeo en tiempo real desde la aeronave".

Por último, han recordado la importancia de los cursos de formación intensivos realizados en las instalaciones madrileñas de Aurea Avionics y en el CMT Los Alijares de Toledo, donde los operadores se han familiarizado con los aspectos teóricos y prácticos del RPAS Seeker.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Últimas noticias

Recomendadas

Deja un comentario

Anuario de la Innovación en España 2020