Llegan las fachadas inteligentes con consumo energético nulo

Un proyecto europeo, liderado por Acciona, está desarrollando un envolvente para edificios capaz de reducir en un 30% el consumo energético

Acciona fachada inteligente

Acciona, gracias a liderar el proyecto europeo de investigación, acaba de anunciar el desarrollo de una fachada inteligente que es capaz de “reinventar” edificios de forma energética. El objetivo: reconvertirlos en oficinas o viviendas que tengan un consumo energético prácticamente nulo. La energía generada por la propia fachada cubrirá el 15% de la demanda eléctrica, sin contar que se reducirá en un 30% el consumo en la calefacción y el aire acondicionado. 

Básicamente, la compañía española ha desarrollado un nuevo tipo de envolvente para rehabilitar fachadas o cubiertas de edificios. Construido a partir de diferentes materiales prefabricados, es capaz de adaptarse a diferentes condiciones, como la climatología, usos, orientación, sombras… De este modo, un simple envolvente será capaz de combinar diferentes medidas; algunas más pasivas –dedicadas al aislamiento puramente térmico– y otras activas –como por ejemplo, incorporando placas solares–.

Según un estudio realizado por la EuroACE, “actualmente el 84% de los edificios en España son energéticamente ineficientes”. De ahí que este desarrollo sea tan importante. Es más: el envolvente no solo rodeará el edificio como un simple protector, si no que, como indican desde Acciona, “se dotará a esta fachada de sistemas de Inteligencia Artificial e Internet de las Cosas de manera que cada uno de los elementos modulares de la fachada se adapten en tiempo real a los usos del inmueble y a las condiciones meoteorológicas externas”.

Para cuando se termine el desarrollo de este envolvente, se probará en la Universidad de Burgos. Según informan, será adaptable a “un amplio rango de edificios y climas, incluidos edificios con geometrías particulares gracias a la dimensión ajustable de los paneles y estructura (una fotogrametría del edificio es requerida) y es estéticamente versátil, de manera que se puede adaptar a entornos urbanos diversos”.

Como último objetivo, este proyecto se propone transformar edificios rehabilitados en Edificios de Consumo Casi Cero. La manera idónea será “mediante la reducción de la demanda de calefacción y refrigeración en un 30%, aumentar la contribución solar térmica para climatización en un 35% y cubrir el 15% de la demanda eléctrica con fotovoltaica”. Según el documento proporcionado por el proyecto, “la recuperación de la inversión en la rehabilitación se estima en siete años”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here