aniversario 3P Biopharmaceuticals

La Catedral de Pamplona ha sido el lugar elegido por 3P Biopharmaceuticals para celebrar su décimo aniversario. Ante un centenar de asistentes, la compañía biomédica ha aprovechado para incidir en la necesidad de continuar apostando por la innovación para mejorar los tratamientos y la salud de los pacientes. El acto ha contado también con la presencia de Barry Marshall, Premio Nobel de Medicina en 2005 por su descubrimiento de la bacteria ‘Helicobacter pylori’.

Dámaso Molero, director general de Biopharmaceuticals, ha señalado el de esta empresa como “un camino de innovación” en el que, entre otros logros, ha desarrollado más de 55 moléculas diferentes. “Estamos en el momento adecuado para un nuevo salto, tanto cualitativo como cuantitativo”, ha añadido, al tiempo que ha puesto en valor el hecho de contar con una plantilla joven, de 32 años de media y compuesta por 150 empleados.

Por su parte Enrique Ordieres, presidente de Grupo Cinfa y 3P, ha defendido la importancia de apostar por un ámbito como el de la biotecnología, “en el que el campo de la salud aporta terapias cada vez más eficaces para el tratamiento de enfermedades graves o muy incapacitantes”. Por todo ello, el objetivo siempre debe ser “que todas las personas tengan acceso a los avances que aportan los medicamentos de última generación, entre los que se incluyen los fármacos biotecnológicos”. No obstante, ha recordado que se trata de avances con costes a veces “difíciles de asumir” para conjugar el equilibrio entre la investigación médica y la “necesaria sostenibilidad a largo plazo” del sistema sanitario, tanto privado como público. De ahí que haya instado a las partes implicadas a “trabajar juntos para que el acceso a estos medicamentos no esté limitado”.

También presente en el acto, Ion Arocena, director general de ASEBIO, ha declarado que gracias a los logros de 3P, “la biotecnología española dispone de un activo estratégico que permite desarrollar y producir prácticamente cualquier producto terapéutico biotecnológico”. Un claro caso, ha concluido, “de éxito para la biotecnología española y europea”.

Presencia de Barry Marshall

Por último, el acto ha contado con la intervención de Barry Marshall, Premio Nobel de Medicina en 2005 por sus trabajos sobre la bacteria ‘Helicobacter pylori’ y su papel fundamental en el desarrollo de gastritis y úlceras. El australiano ha repasado su trayectoria y relatado cómo llegó a inocularse él mismo dicha bacteria en su organismo para demostrar que sus tesis eran ciertas y vencer los recelos de unas farmacéuticas, que en su opinión “no estaban interesadas en buscar curas, sino tratamientos”.

En este sentido, Marshall ha afirmado que detrás de la desconfianza que puede surgir ante algún avance científico y médico, está “la ilusión de tener ya la respuesta, de tener ya el conocimiento” para dar solución a ese problema. Una barrera que, según ha relatado, él y su compañero en esta investigación, Robin Warren, tuvieron que derribar para demostrar que gran parte de las úlceras de estómago están causadas por una bacteria, la ‘Helicobacter pylori’, y no por otros factores como el estrés.

Marshall ha explicado que esta bacteria, “específica” de los humanos, afecta al 50% de la población mundial, lo que la convierte en la infección crónica más común, si bien gracias a sus investigaciones, ahora puede curarse con antibióticos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here