La sostenibilidad, asignatura pendiente de la innovación ‘made in Spain’

innovacion sostenible

España se sitúa lejos de los puestos de cabeza de la UE según el ‘Índice de Innovación Sostenible’ que han elaborado Forética, asociación de empresas y profesionales para el fomento de la RSE en España y Latinoamérica, y Altran, empresa internacional de ingeniería y servicios de I+D. El documento establece un ranking de los países comunitarios teniendo en cuenta su grado de actividad en innovación sostenible, así como su potencial en esta materia.

En concreto, el ranking se ha elaborado en base a 35 indicadores para evaluar el impacto en la innovación de los aspectos sociales, ambientales y de buen gobierno en los países de la UE. Todas estas mediciones se han agrupado en 3 bloques, según la etapa de la innovación sostenible a la que contribuyen: la fase llamada ‘Potencial’, que representa los condicionantes del entorno y las políticas del país; la fase de ‘Actividad’, que representa las inversiones y los proyectos de innovación llevados a cabo; y la fase de ‘Resultados’, que representa los beneficios para el medio ambiente, la sociedad y las organizaciones.

Según este índice, España ocupa el puesto 17 de los aún 28 miembros de la UE, lastrada principalmente por los resultados obtenidos en cuanto a ‘Potencial’ y ‘Actividad’. En ambos bloques está por debajo de la media europea, si bien el ratio de la eficacia de sus acciones es de los más altos. Destacan los datos obtenidos en aspectos ambientales, gracias al buen desempeño en ventas por parte de las eco-industrias y a la productividad energética y de los recursos naturales, así como los resultados obtenidos en el ámbito social, al presentar la esperanza de vida más alta de la UE y una correcta accesibilidad social del sistema de salud.

Fernando Riaño, presidente de la Junta Directiva de Forética, ha señalado que  la innovación vinculada a la RSE “es un factor clave para la competitividad empresarial”. Por eso, ha añadido, “es imprescindible, por tanto, incorporar en las organizaciones una cultura de la innovación que integre aspectos sociales, ambientales y de transparencia y buen gobierno, y España cuenta con una buena base y potencial en este ámbito”.

En la misma línea José Ramón Magarzo, presidente de Altran España, ha afirmado que “la innovación sostenible significa para los países ampliar sus horizontes, encontrar nuevo combustible para sus procesos creativos y generar nuevas oportunidades de negocio, que creen valor social y ambiental”. En su opinión, “para crear un mundo mejor, igual que para innovar, es necesario ser valientes”.

A la cabeza del ranking destacan claramente Holanda, Dinamarca y Finlandia. Por su parte, España muestra índices similares a los de Italia, Portugal, Grecia, Hungría y República Checa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here