La instalación del cable submarino entre Uruguay y EE. UU. entra en la fase final

internet

En el segundo semestre de este año finalizará la instalación de un cable submarino entre el estado estadounidense de Florida y Maldonado, en Uruguay. Con una inversión de 73 millones de dólares, el proyecto permitirá mejorar la competitividad de las empresas, tal y como ha señalado la ministra de Industria de Uruguay, Carolina Cosse, quien considera que Uruguay se posicionará como referencia mundial en materia de conectividad de Internet y alojamiento de servidores.

Esta iniciativa, impulsado por la Administración Nacional de Telecomunicaciones (Antel), en asociación con Algar Telecom de Brasil, Angola Cables y la empresa Google, conlleva el despliegue de 11.000 kilómetros de cable submarino de fibra óptica para conexión de Internet entre Estados Unidos y Uruguay.

La primera etapa de las obras conectó Boca Ratón, en el estadounidense estado de Florida, con las ciudades brasileñas de Fortaleza y Santos, mientras que la segunda es para completar el tramo hasta el departamento de Maldonado.

“Es una fuente de competitividad muy importante para las empresas, sobre todo para las que usan nuevas tecnologías o para las grandes transnacionales que, a la hora de instalarse en Uruguay, analizan la infraestructura de energía y de telecomunicaciones que tenemos, como un plus”, afirma Cosse.

También señala que este proyecto permite enriquecer la marca nacional. “Uruguay ya es el país de la fibra óptica al hogar en el mundo y con esta obra, aún más, va a ser el país del alojamiento de servidores en América Latina”, destaca.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here