José Miguel López-Higuera, especialista en Fotónica y catedrático de la UC

José Miguel López-Higuera, especialista en Fotónica y catedrático de la UC

Miembro de más de 30 comités internacionales de conferencias, instituciones de I+D y empresas, y miembro de más de 15 comités españoles (todo esto en el campo de la fotónica/óptica/sensores de fibra e instrumentación), José Miguel López-Higuera es catedrático en la Universidad de Cantabria (UC), donde fundó el Grupo de Ingeniería Fotónica (GIF) que dirige desde 1992. En los últimos 16 años, dicho colectivo ha recibido más de 20 premios, la mayoría fruto de actividades de I+D+i, en las que el profesor ha estado implicado directamente.

Además, es autor o co-autor de más de 25 de libros didácticos; supervisor de más de 70 proyectos de fin de carrera, y director de 16 tesis. Como investigador, fabricó los primeros dispositivos ópticos integrados de niobato de litio en España (1988). López-Higuera centra su trabajo en sensores de fibra óptica e instrumentación para la Ingeniería Civil, Construcción, Producción de energía eléctrica, Aero-espacial, Siderurgia, Automotriz, Ambiental, Medicina y Biomedicina, Estructuras inteligentes. De hecho, cuenta con 18 patentes estrechamente relacionadas con este campo.

1. A lo largo de su trayectoria profesional, ¿qué decisión ha tomado que haya tenido como consecuencia un mayor grado de innovación?

Entendida la innovación (ultima letra de la I+D+i) como la explotación del conocimiento y tecnología con repercusión social, industrial y, en general y en última instancia, con repercusión económica, trabajando en ambientes universitarios en el contexto español, sin ánimo de generar conocimiento y técnica disruptivas, han sido dos las decisiones fundamentales habilitadoras de innovaciones.

En primer lugar, la creación en la Universidad de Cantabria (UC) de un grupo de I+D+i, con masa crítica suficiente, que focaliza sus trabajos sobre problemáticas reales existentes en las organizaciones externas al centro universitario. Todo ello, utilizando Ciencias y Tecnologías de la Luz (Fotónica) y, siempre que ha sido necesario, complementadas con tecnologías de la información y las Comunicaciones (TIC).

En segundo lugar, asociado al grupo de investigación, impulsar la creación y dotación, con facilidades estado del arte, del Laboratorio de I+D+i de Ingeniería Fotónica así como, emplazar en áreas abiertas los despachos (oficinas) de los miembros del grupo (con acuerdo de los citados).

Ello ha posibilitado al Grupo de Ingeniería Fotónica de la UC (que cuenta hoy día con 26 miembros –nueve doctores-) explotar conocimiento y técnica creando cuatro empresas de base tecnológica o transfiriéndolo a empresas para innovar sus procesos de producción o plataformas de caracterización o dando vida a productos existentes o, incluso, contribuyendo a generar nuevos productos o procesos con proyección a futuro.

2. ¿Cuáles son las claves para culminar con éxito un proceso innovador?

Tratándose de innovaciones no disruptivas (por otros mencionadas radicales), puesto que, como se ha mencionado en la pregunta anterior, un proceso innovador solo tiene sentido si tiene repercusión social, industrial… y, en última instancia, económica en la organización (empresa, institución, etc), la clave es direccionar los procesos de I+D+i y, sobre todo la innovación, en base al cliente o de manera más genérica al mercado al que se ha de dirigir la innovación. El cliente, fundamentalmente, desea satisfacer sus necesidades presentes y, en casos, a futuro por lo que es vital o clave que las innovaciones se dirijan a satisfacer las citadas necesidades. Modificaciones en procesos, sistemas, productos, etc. Por muy sofisticadas que sean, si no tienen mercado (repercusión económica positiva para la organización), no se han de considerar innovaciones.

3. Tres consejos para quienes estén dispuestos a abordar cambios, acciones o procesos innovadores en su empresa o entorno.

a) Pensar siempre en satisfacer al destinatario final de la innovación. En las “innovaciones” que no satisfagan las necesidades del cliente, sólo cabe preguntarse por el tiempo que tardarán en morir o en ser arrinconadas (si es que nacen), con todas las consecuencias negativas para la organización.

b) Elegir el equipo humano óptimo para para cada innovación específica a abordar. Cada innovación diferente, para efectuarla eficiente y eficazmente, requiere en términos generales un equipo diferente. Para abordar innovaciones complejas, diseña equipos multidisciplinares que aporten el “expertise” que apriorísticamente se prevé conveniente para el proyecto. Rodearse de los mejores dentro de las posibilidades de la organización. Las “mediocridades” al final del camino no aportan, retardan y, en casos, evitan el logro óptimo de objetivos.

c) Dota al equipo humano de las facilidades necesarias e introduce los elementos motivadores adecuados. En este sentido, debe resaltarse que, como hace ya tiempo Plutarco sugirió, “a mind is not a vessel to be filled, but a fire to be kindled”. La organización debe promover y facilitar que los diferentes “fuegos” de la organización se “enciendan” colaborativamente direccionados a los objetivos concretos para el logro de un “gran fuego” que los alcance optimizadamente. Es decir, se logre eficiente y eficazmente la innovación específica.

4. ¿Cuál es, a su juicio, la mayor innovación que ha tenido lugar en los últimos 50 años en todos los ámbitos?

Sin duda ninguna, el suceso que más ha contribuido a cambiar/transformar el mundo, en sentido amplio, ha sido la transferencia al mundo civil, lo que se inició mediante un proyecto militar secreto, del conocimiento y técnica que ha posibilitado la consecución de la red mundial global: internet.

Pero debe ser resaltado y entendido que, para que ello haya sucedido, han sido necesarias innumerables innovaciones, algunas de las cuales han sido disruptivas. Entre estas últimas han de resaltarse: la aparición del láser y fotodetectores semiconductores que junto a la fibra óptica habilitaron los sistemas de comunicaciones ópticas con anchos de banda y velocidades de transmisión sin parangón previo; la aparición del teléfono móvil luego innovado a teléfono móvil inteligente (SmartPhone), que en manos de los ciudadanos del globo terráqueo los ha interconectado (a través de internet), permitiendo la compartición de conocimiento, experiencias etc induciendo enormes cambios en los hábitos y costumbres sociales, en las organizaciones y, en última instancia, impulsando cambios generales sin parangón en la historia del mundo.¿Qué no habrían logrado super-hombres como Miguel Angel si hubiesen disfrutado de las facilidades del siglo XXI?

No hay comentarios

Dejar una respuesta