Ciencia en el Barrio: investigación científica en todo Madrid

CSIC FECYT Ciencia en el Barrio

Desarrollar actividades de divulgación científica para llevar la ciencia a barrios donde no existía este tipo de oferta es el principal objetivo de ‘Ciencia en el Barrio’, un proyecto de CSIC y FECYT que acaba de cerrar su primera edición. Dirigida principalmente a alumnos de 4º de la ESO, la iniciativa se ha desarrollado en un total de seis institutos ubicados en los distritos con menor renta per cápita de Madrid.

Laura Ferrando y Belén Macías, coordinadoras del proyecto, han afirmado que el fin último es “contribuir a la igualdad de oportunidades”. Para ello, durante un año, se han desarrollado en torno a medio centenar de actividades sobre temas de actualidad científica bajo diferentes formatos: talleres experimentales, conferencias, clubes de lectura, exposiciones y visitas guiadas a centros de investigación punteros.

Aunque algunas de las actividades están abiertas a alumnos de otros cursos, el proyecto se dirige principalmente a alumnos de 4º de la ESO porque, como ha destacado Laura Ferrando, “es una edad en la que ya pueden tener una base de formación que les permita asimilar ciertos conocimientos y es justo antes de tomar la última decisión de su carrera educativa antes de elegir en Bachillerato, entre ciencias y letras, de forma más clara”.

A través de estas acciones, los alumnos han podido desmontar ideas falsas sobre la labor de los científicos, favorecer el contacto directo con el trabajo de los investigadores, así como reforzar vocaciones científicas y despertar otras nuevas. Así, entre los asuntos que se han abordado van desde el cerebro, la alimentación o los láseres hasta conocer los orígenes del universo o explicar cómo la química interviene en la cocina. En definitiva, “todas las áreas científicas” si bien, según ha enfatizado Ferrando, “los temas los eligen también los institutos en función de su proyecto educativo: química, astrobiología, física, matemáticas, etc”.

En total, en esta primera edición piloto han participado un millar de alumnos y, de cara a la siguiente, que dará comienzo en abril, se espera ampliar la iniciativa ‘Ciencia en el Barrio’ a, al menos, otros dos institutos más. Todo ello, ha incidido Ferrando, con la idea de que “el instituto sea la puerta de entrada a hacer actividades en el barrio” no sólo con los estudiantes, sino también con las familias.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here