…pero todos suman para dibujar el futuro

Ocho han sido los participantes que han quedado como finalistas de esta nueva edición de ‘Innovadores Menores de 35’. Sin embargo, tanto los dos ganadores como el resto de los proyectos han coincidido en su apuesta por mejorar la salud y el bienestar del futuro, algo que han valorado positivamente Ander Michelena, cofundador y CEO de ticketBis, e Iñaki Berenguer, CEO y cofundador de Coverwallet, presentes en la cita como casos de éxito en el mundo emprendedor.

“Lo importante a la hora de emprender un negocio es tener convicción sobre la idea que se propone. Los proyectos de ‘Innovadores Menores de 35’ se caracterizan precisamente por eso”, ha señalado Michelena, que ha aprovechado el evento para contar las claves del éxito de su empresa. “Pasión, dedicación y sobre todo capacidad para resolver obstáculos”, ha asegurado. En la misma línea se ha mostrado Berenguer, que reconoce que “en los inicios hay que asumir que harás tú solo el trabajo que harías con ocho” y, añade, “es clave tener un socio de confianza con quien equilibrar los altos y bajos que surgen en todo proceso emprendedor”.

Imagen durante la ceremonia.
Imagen durante la ceremonia.

Los innovadores finalistas

– Blanca Rodríguez, cofundadora de Smile & Learn, plataforma digital de cuentos y juegos para niños que permite a los padres monitorizar el progreso de sus hijos e identificar nuevas necesidades de aprendizaje a la vez que ellos disfrutan y se divierten. La  plataforma recoge y analiza Big Data relacionado con las acciones y decisiones del niño durante el juego para generar informes muy visuales sobre sus preferencias y talentos y determina qué capacidades específicas necesita mejorar para progresar en todas sus áreas de desarrollo personal. “También nos permite ver con qué materias o actividades tienen más problemas”, señalaba Rodríguez. “Los dispositivos móviles son una ventana al mundo para los niños, pero hay que enseñarles cómo asomarse”. Diseñada por pedagogos, la plataforma, gratuita y disponible en los principales sistemas operativos, pone en foco en la tecnología pero basándola en el feed back y la interrelación proporcionados por profesores y padres.

Javier Hernández, y las ventajas de no estar estresado, evidentes pero no siempre analizadas. Científico investigador del MIT Media Lab Affective Computing Group centrado en la investigación sobre dispositivos para medir el nivel de estrés. Ha creado una herramienta tecnológica capaz de medir, identificar y minimizar el estrés innecesario y evitar sus consecuencias negativas para la salud. La medición de los niveles de estrés se realiza a través de dispositivos como el teclado del ordenador o el ratón, que capturan los cambios en la tensión muscular de los usuarios. Con el fin de proporcionar mediciones más frecuentes, ha centrado sus investigaciones en sensores de movimiento portátiles tales como los smartphones cuyos sensores pueden registrar los latidos del corazón.

César de la Fuente Núñez, del Broad Institute. Doctor en Microbiología e Inmunología por la Universidad de British Columbia y actualmente asociado postdoctoral en el Laboratorio de Timothy K. Lu en el MIT. Ha desarrollado una tecnología para impedir la formación de  comunidades complejas de bacterias (biopelículas)  que son especialmente  resistentes a los antibióticos actuales (entre ellas están los patógenos ESKAPE, identificados por la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América como los organismos más resistentes del mundo). Además, César está desarrollando cócteles terapéuticos a partir de la unión de varios aminoácidos que mejoran el efecto de los antibióticos existentes y protegen contra las infecciones bacterianas.

Luis Iván Cuende, pese a no poder asistir físicamente a la ceremonia, explicó a través de vídeo su negocio Stampery,  empresa que utiliza la tecnología blockchain para certificar cualquier archivo digital a modo de notaría del siglo XXI. “Es el momento de aprovechar de verdad las nuevas tecnologías, las ventajas de la digitalización y toda la seguridad que ella puede aportar”, ha destacado. Stampery ofrece dos tipos de servicio: Stamp.io, gratuito, para que cualquiera pueda certificar la existencia y propiedad de cualquier documento o archivo, y una versión de pago para empresas que quieran mejorar la seguridad de sus datos informáticos.

La Fundación Rafael del Pino ha vuelto a ser escenario de la entrega de premios de 'Innovadores Menores de 35'.
La Fundación Rafael del Pino ha vuelto a ser escenario de la entrega de premios de ‘Innovadores Menores de 35’.

Carlos Sánchez apuesta por vencer de manera definitiva la escoliosis con su proyecto Asana Weartech, un body de licra con sensores extensiométricos que miden la deformación de la espalda. “Nadie le da importancia a las posturas de la espalda, pero a la larga pueden pasarnos factura. En pacientes con escoliosis nuestra herramienta se convierte en la solución perfecta”, ha asegurado. Ahora se centra en desarrollar los algoritmos que analizan los datos de los sensores y la app que los recopila para ayudar al seguimiento del paciente. Sánchez, que espera tener listo un prototipo en febrero de 2017 que probará en 10 pacientes para tener los primeros resultados en septiembre del año que viene, ha hecho también especial énfasis en “usar la nube para beneficio de todos”.

Gonzalo Murillo quiere aprovechar la energía que flota en el ambiente para alimentar los sensores de Internet de las Cosas sin necesidad de baterías. “¿Cómo es posible que con los avances que hay a día de hoy sigamos pendientes de algo tan absurdo como las baterías?”, se ha preguntado. Para combatir esta situación, el ingeniero granadino apuesta por materiales piezoeléctricos, capaces de generar energía eléctrica a partir de pequeñas deformaciones mecánicas. El objetivo lo tiene claro: “sustituir las baterías en lugar de sensores que tengan energía permanente y olvidarnos de cualquier proceso de carga”.

– Los trastornos alimenticios, la obesidad y la psicosis infantil son tres conflictos a los que Jordina Arcal quiere poner solución. En España, solo la mitad de los pacientes con una enfermedad crónica sigue correctamente el tratamiento prescrito y en el mundo ya son 450 millones de personas las que padecen algún desorden mental. “Con Health App [el nombre de su proyecto] eliminaremos estos problemas a través de procesos de gamificación que motiven a los pacientes y ayuden al mismo tiempo a los médicos”, ha apuntado Arcal, que a través de esta plataforma ha hecho realidad su primer proyecto, que recibe el nombre de TCApp, un juego en el que los pacientes de TCA registran diferentes parámetros a cambio de recompensas. Los médicos pueden ver todos los datos introducidos en tiempo real a través de una página web. “Estos juegos se pueden adaptar a cualquier tipo de paciente”, ha defendido Arcal.

Óscar Flores quiere eliminar la necesidad de secuenciar dos veces el mismo genoma para dos pruebas distintas. Esta es la misión de Made of Genes, que dispone de una plataforma en la que otras empresas pueden ofrecer sus servicios de análisis genético. Esta combinación da lugar a una especie de mercado bioinformático digital donde el usuario decide qué médicos tienen acceso a sus datos y cuándo. “Un valor añadido de Made of Genes es el respeto a la privacidad de los pacientes”, ha expuesto Flores, convencido de que su proyecto “camina por delante” ante la demanda que tendrá lugar en el futuro. “Estamos preparados”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta