Daniel González de Vega, fundador de Smartick

Daniel González de Vega, fundador de Smartick

Este ingeniero industrial por la Universidad de Málaga, con un MBA por INSEAD, es fundador de Smartick y lidera las áreas de desarrollo de producto, alianzas estratégicas y alianzas. Daniel González de Vega tiene 15 años de experiencia en startups, capital riesgo (en España y Dubai), consultoría estratégica (Accenture) e ingeniería civil. Además de su rol principal en Smartick, también es asesor de otros proyectos de internet.

1. A lo largo de su trayectoria profesional, ¿qué decisión ha tomado que haya tenido como consecuencia un mayor grado de innovación?

La decisión de montar Smartick es, sin duda, la decisión con más implicaciones desde el punto de vista de la innovación. Siendo un proyecto con vocación global en el mundo de la formación en matemáticas en educación primaria, solo tiene una forma de conseguir tener éxito y crecer de forma rentable y sostenible, y es siendo profundamente innovador. En Smartick ponemos en producción una versión nueva de la herramienta cada 5 semanas. Cada nueva versión implica cambios en múltiples aspectos de la herramienta (contenido, algoritmia, funcionalidad, usabilidad, etc.). Eso implica:

– Una visión clara de hacia dónde hay que desarrollar el producto.
– Un conocimiento profundo del mercado y el cliente.
– Una vocación alta de trabajar en la punta de lanza de la didáctica y la tecnología e invertir recursos.
– Y una coordinación precisa de un equipo de más de 40 ingenieros, matemáticos, profesores, psicopedagogos, psicólogos y expertos en comunicación y marketing.

2. ¿Cuáles son las claves para culminar con éxito un proceso innovador?

Es difícil, pero si tuviera que elegir los elementos esenciales o claves, diría que son:
– Tener una visión razonablemente clara del objetivo que se pretende y una planificación realista.
– Equipos multi displinares con una capacidad inherente de cuestionarse las cosas.
– Curiosidad innata, personas con vocación permanente de conocer y aprender cosas nuevas.
– Preguntarse continuamente el por qué y para qué se hacen las cosas.
– Tener una resiliencia alta. Capacidad de superar los obstáculos que siempre, inevitablemente, surgen en la innovación.

3. Tres consejos para quienes estén dispuestos a abordar cambios, acciones o procesos innovadores en su empresa o entorno.

– Aislar la acción innovadora de otros factores que vayan a ejercer de freno. Por ejemplo, en una empresa o departamento, aislar para que las personas involucradas tengan verdadera capacidad de dedicar tiempo y recursos y tomar decisiones.
– Planificar muy bien y configurar un equipo motivado y con capacidades complementarias.
– Capacidad de perseverar ante las adversidades que surjan, y surgirán.

4. ¿Cuál es, a su juicio, la mayor innovación que ha tenido lugar en los últimos 50 años en todos los ámbitos?

¡Uf, pregunta con muchas respuestas posibles! Si tuviera que elegir, probablemente me decantaría por las innovaciones en electrónica digital y comunicaciones que nos han traído a la era de la informática personal, la supercomputación e internet.

No hay comentarios

Dejar una respuesta