Malos tiempos

9 enero, 2012

El bucle ha impuesto su desnaturalizado movimiento y frente a la dureza de la realidad que viene marcada por un incontenible déficit público, una prima de riesgo atosigante y una actividad económica en retirada, el obligado equilibrio fiscal ha impuesto su ley recortando gastos y subiendo impuestos y en esa dinámica, algo tan necesario para alcanzar el futuro como es la innovación, se ha quedado a dos velas y eso se pagará.
Que el problema con el que se enfrenta este país y su gobierno tiene dimensiones cósmicas, no parece ser motivo suficiente como para Rajoy y su equipo no hayan sido más indulgentes con el mundo de la I+D+i, como pilar esencial que es para la competitividad de una economía y algo que hay que mimar con fruición en la seguridad de que termina dando réditos.
Mal camino el iniciado por el nuevo gobierno, sobre todo cuando en los rincones de los Presupuestos Generales del Estado existen partidas suficientes para podar, incluso talar, mucho antes que hacerlo en sectores tan sensible y necesarios como la educación y la innovación.
Los resultados del Informe Global de Competitividad 20011-2012, elaborado por el Foro Económico Mundial de Davos, que señala que España ocupa el puesto número 39 en el ranking mundial de innovación de una lista de 142 países liderada por Suiza y Suecia, demuestra hasta què punto la economía española queda lejos de los países más avanzados de la Unión Europea como Finlandia, Alemania o Dinamarca, situándose solo por detrás de Irlanda, Portugal, República Checa o Hungría.
El índice innovaspain en el que queda reflejado que el 67 por ciento de los lectores de nuestro medio considera que España es un país poco innovador, demuestra hasta qué punto es necesario, incluso urgente, tratar de modificar el déficit que tenemos en este campo y ello solo se consigue con políticas muy activas y también costosas en el mundo de la universidad y de la investigación, porque desde ahí se proyectará al resto de la sociedad y, por supuesto, a la economía.

Compartir en:
  • Facebook
  • Twitter
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • RSS
  • Digg
  • email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

*