¡Viva yo!

16 agosto, 2011

La innovación se ha convertido en banderín de enganche de todos los estamentos oficiales de España y muy pocos se sustraen de utilizarla como elemento de venta de su acción pública. Así las cosas, no hay gobierno nacional, autonómico, ni regional, que se sustraiga de manejar la innovación para demostrar al mundo su interés por el futuro, aunque muchos desconozcan en qué consiste esto de la innovación y la mayoría utilicen el concepto en beneficio de sus propios intereses.

Resulta ridículo comprobar cómo la innovación pasa a segundo, incluso tercer plano, en beneficio del político de turno, a la hora de vender una acción relacionada con este término. Buena prueba de ello es la subordinación de lo importante (la innovación) a los intereses de lo secundario (el político) y así es habitual leer cómo las instancias de propaganda de los organismos e instituciones públicas o privadas invierten los términos en sus comunicaciones, en una acción digna del Celtiberia Show del fallecido Carandell.

El paradigma de todo ello es la página web, dedicada a la innovación, de una comunidad autónoma cualquiera que entre sus principales características es la de estar básicamente sin contenido, salvo para anunciar, entre sus dos únicas noticias, sendos actos oficiales para mayor gloria de sus próceres al deleitarse en anunciar en zona preferente que “el consejero de Presidencia, (…), ha presentado hoy en (…) la Incubadora de Empresas de Base Tecnológica que el Parque Científico y Tecnológico de (…) va a instalar en el campus universitario.

O sea, ¡viva yo

Compartir en:
  • Facebook
  • Twitter
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • RSS
  • Digg
  • email

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

*