David J. Yáñez, responsable de I+D en Vortex Bladeless y Deutecno

David J. Yáñez, responsable de I+D en Vortex Bladeless y Deutecno
David J. Yáñez, responsable de I+D en Vortex Bladeless y Deutecno

Ingeniero Industrial por la Universidad de Valladolid y Master en Ingeniería Informática y de Telecomunicación en Computación Natural en la Universidad Autónoma de Madrid, David J. Yáñez Villarreal dirigió su actividad profesional como tecnólogo especialista en desarrollo hardware y sistemas microcontrolados para diferentes entidades y perteneció al Grupo de Control de procesos del Instituto de Catálisis y Petroquímica del CSIC.

Ha llevado a cabo varios proyectos empresariales que han merecido diferentes reconocimientos, como el primer premio Emprendedores 2010 de la fundación Everis, el primer Premio Iberoamericano a la Innovación y el Emprendimiento 2011, Fondo Emprendedores de la Fundación Repsol 2012, premio Investigador del año en Medio Ambiente 2015 de ‘La Razón, etc. Actualmente es socio fundador y responsable de I+D en Vortex Bladeless y Deutecno. Cuenta en su haber con varias patentes y es coautor de varias publicaciones científicas.

1. A lo largo de su trayectoria profesional, ¿qué decisión ha tomado que haya tenido como consecuencia un mayor grado de innovación?

La decisión de emprender. Las startups de base tecnológica han irrumpido en los últimos años con una fuerza y una capacidad innovadora nunca vista. La crisis financiera, las políticas monetarias no convencionales, las bajas tasas de interés, el crowdfunding, etc. han propiciado un ecosistema innovador muy fértil. En él se aúna la frescura y el talento de mucha gente con el dinamismo propio de toda actividad competitiva. Estamos sin duda en unos años de oro para la innovación y sus frutos se están empezando a notar ya.

2. ¿Cuáles son las claves para culminar con éxito un proceso innovador?

Quizá depende del contexto en el que se encuentre dicho proceso. Aunque no creo que haya una única receta para alcanzar el éxito, sí es cierto que cualquier proceso innovador, por sencillo que sea, es una carrera de fondo. Al igual que en muchos ámbitos de la vida, la constancia bien orientada es posiblemente una de las claves. Otro aspecto importante es comprender la perspectiva global en la que se circunscribe una innovación. Para ello se necesita de capacidades multidisciplinares. La innovación, para poder ser considerada como tal, va siempre ligada a un producto, y éeste a un mercado que, a su vez está, constituido por personas que tenemos o creemos tener ciertas necesidades. Entender y anticipar estas necesidades es algo vital.

3. Tres consejos para quienes estén dispuestos a abordar cambios, acciones o procesos innovadores en su empresa o entorno.

Que desde el principio demos como muy probable que haya que invertir más esfuerzo del que pensábamos. Ser conscientes de que para beneficiarse de lo aprendido en un fracaso deberemos de volver a poner en marcha un nuevo proceso de innovación y, quizá el más importante: el éxito suele ser algo diferente y siempre más transcendente de lo previsto.

4. ¿Cuál es, a su juicio, la mayor innovación que ha tenido lugar en los últimos 50 años en todos los ámbitos?

Indudablemente la red. Cada cierto tiempo surgen cambios que, como una gran explosión cámbrica, producen nuevos paradigmas económicos, tecnológicos y sociales. El impacto que internet ha tenido en todos los ámbitos, su capacidad de catálisis y el cómo ha acelerado tantas cosas en tan poco tiempo creo que no tiene antecedentes. Somos una generación afortunada. Aprovechemos esta oportunidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here